El presidente de la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC), Andrés Santa Cruz, encabezó este jueves la delegación del empresariado que se reunió con la presidenta Michelle Bachelet, en La Moneda, tras lo cual señaló que concuerdan que el tema de la desigualdad es una asignatura pendiente en el país.

El dirigente gremial llegó a la casa de gobierno acompañado por los representantes de las seis ramas de la CPC, entre ellos el presidente de la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras, Jorge Awad.

Tras la cita, Santa Cruz destacó que “ella nos planteó el tema de la desigualdad, nosotros concordamos en que es un tema pendiente”.

Indicó que “le hemos manifestado a la presidenta la permanente disposición de todo el empresariado para que nosotros podamos dar todos los insumos pertinentes para que la autoridad pueda tomar las mejores políticas públicas”.

“Lo que nos importa es que las cosas se hagan bien, contar con los plazos necesarios, las distintas instancias para poder hacer presentes nuestros puntos de vista, nuestros aportes y nuestra proposición en orden a que logremos la mejor reforma tributaria“, agregó.

Si bien recalcó que la reunión fue protocolar y no de trabajo, de todas formas abordaron la reforma tributaria que se discute en la Cámara de Diputados.

“Reiteramos, a gasto permanente, ingreso permanente, y eso es lo que hemos manifestado”, dijo, añadiendo que “esta es una reforma radical y profunda, que abarca muchos ámbitos, y lo serio y responsable es que nosotros hagamos un estudio serio y acabado antes de dar una opinión definitiva”.

Indicó que cada uno de los gremios de la CPC está estudiando el contenido de la reforma presentada por el ministro de Hacienda, Alberto Arenas, expresando su confianza en que en el Parlamento podrán hacer ver sus puntos de vista.

“Confiamos en que en el Senado podamos hacer ver todos nuestros puntos de vista porque vamos a haber dispuesto del tiempo para estudiar a fondo esta reforma y por tanto tener propuestas serias, técnicas y profesionales, que es lo que corresponde”, señaló.

Advirtió sí que en “esta política pública, que es tener ingresos permanentes para gastos permanentes, a través de una reforma tributaria, lo que nos interesa es que los instrumentos que se ocupen efectivamente tengan el menor impacto o efecto en el crecimiento y por ende en el empleo”.

Santa Cruz señaló que la presidenta Bachelet les manifestó que las autoridades estaban disponibles para escuchar las distintas propuestas, “pero también nos reiteró que ella tenía un programa que cumplir, y que por tanto todas las indicaciones que nosotros pudiéramos dar tenían que tener como mira que ella necesita esos ingresos, cosa en que nosotros concordamos”.