El Mineduc acusa falta de docentes y vulnerabilidad financiera de siete universidades

La vulnerabilidad financiera y la escasez de docentes fueron establecidas por el Ministerio de Educación en siete universidades, las que eran sujetas a una investigación a partir de los informes que realizaron la Comisión Nacional de Acreditación (CNA) y el Consejo Nacional de Educación (CNED): Las acreditadas U. San Sebastián, Andrés Bello, y Arcis, y las no acreditadas U. Iberoamericana, La República, Gabriela Mistral y U. de Las Américas.

Según consigna El Mercurio, al ratificar la no acreditación de esta última el CNED indica que “la institución estaría destinando parte importante de sus recursos a cuestiones que no aportan sustantivamente al servicio educativo o a servicios que están siendo subutilizados, y podrían ser dirigidos a otros fines necesarios”.

Respecto de la U. Iberoamericana, la CNA concluye que “las carreras registran una duración real de 18 semestres, versus una duración teórica de 10,5. En este indicador, aparece con el peor registro del sistema”. Además señala que el 75% de los profesores trabaja por hora y son “remunerados en el nivel más bajo, comparado con instituciones similares”.

En una situación parecida está la U. de La República, puesto que se estableció que no tiene ningún académico de planta, y en total, 129 docentes para 3.057 alumnos.

Por su parte, el CNA cuestiona que dos tercios de los docentes de la U. San Sebastián y U. Andrés Bello sean contratados a honorarios, y que buena parte de ellos no tenga “grados académicos avanzados”. Asimismo, se critica el uso compartido de “cierta infraestructura y equipamiento con instituciones de otros niveles de educación superior, que son propiedad de Laureate”.

Sobre la U. Gabriela Mistral se concluyó que “manteniendo las actuales tasas de deserción, la generación propia de la UGM es insuficiente para mantener su nivel de operación, requiriendo de fuentes externas para su financiamiento”.

Finalmente, a la U. Arcis se le imputa que está afectada por una severa crisis financiera, la que fue desmentida por su rector, René Leal. “Tengo todo el respeto por el ministerio, y quiero encontrarme con ellos para mostrarles los antecedentes financieros, porque esta es una falsedad muy grande, que le está haciendo mucho daño a la universidad”, dijo. El resto de las universidades no quiso entregar su versión.

Comentarios