Ariel Zúñiga, el chofer de la Kombi del artista Francisco Tapia, alias “Papas Fritas”, fue dejado en libertad y con firma mensual, tras ser detenido el 21 de mayo en Valparaíso por chocar con las vallas papales instaladas por Carabineros, según indica 24 horas.

El sujeto había sido formalizado por el Juzgado de Garantía por los cargos de desorden público, daños simples y uso malicioso de placa patente. Sin embargo, la jueza determinó que el imputado no representa un peligro para la seguridad de la sociedad, y le sugirió realizarse exámenes sicológicos.

“Como la magistrada no ve televisión le voy a decir que esto lo hice con mis facultades mentales completamente claras y viaje desde Santiago decidido a hacer esto”, precisó Zuñiga, y agregó que “si algún valor puede tener la Kombi no es para que pose en un museo europeo como algunos quisieran quizás. Esta Kombi el valor que tenía era el acompañar al pueblo en sus luchas (…) Ojala hubiésemos tenidos tres Kombi más para haber pasado hasta el mismísimo Congreso Nacional para haberles arrojado las cenizas de la vergüenza a este Congreso Nacional que no ha hecho nada por la Universidad del Mar y para solucionar el tema del lucro en la educación”.