La Oficina del Historiador del Departamento de Estado, órgano de Estados Unidos, desclasificó 366 documentos del periodo presidencial de Richard Nixon, en los cuales se cuenta el rol que tuvo el país norteamericano desde el gobierno de Eduardo Frei Montalva hasta el golpe de Estado en contra de Salvador Allende.

Del gobierno de Frei, dice que “hay pocos aspectos favorables” en el ámbito económico, asegurando que “está sumida en una estagnación económica y una creciente inflación”, añadiendo también algunas palabras sobre el posible triunfo de Allende en las elecciones siguientes, según relata La Tercera.

Otro de los documentos, con fecha 25 de marzo de 1969, deja constancia de una reunión entre Edward Korry, embajador en Chile de Estados Unidos, y el Presidente Eduardo Frei. En esta, Korry deja en claro el miedo norteamericano de que se aleje de la alianza pactada con ellos, relatando en el documento que “el (Frei) me dijo que no se irá corriendo donde De Gaulle (presidente de Francia en ese tiempo) o donde el embajador ruso, porque ellos no ayudarán a Chile, sólo EE.UU. lo hará”.

A poco de las elecciones donde Allende corría como candidato, luego de una reunión de coordinación entre agencias encabezada por Henry Kissinger, se envió un documento que asegura que se “debe presentar al presidente un plan de acción para prevenir una victoria de Allende y precisa que el Presidente (Nixon) puede decidir moverse incluso si nosotros no se lo recomendamos”.

Incluso habla de la petición de Nixon a Kissinger de “hacer gritar su economía”, respecto a Chile, luego de la victoria de Allende. Cuando se supo del proceso de nacionalización del cobre en el país, se dio una conversación telefónica entre los dos anteriormente nombrados, en donde Nixon dice “encárgaselo a (Alexander) Haig, el más duro hijo de puta que tienes, que trabaje en algo. Es hora de pegarle a Chile en el culo”.

Un documento de la CIA relata las gestiones con el general Alfredo Canales para iniciar los preparativos de un golpe de Estado, el que Canales dijo tenía apoyo dentro de la institución cercano al 80%, añadiendo que los cambios que realizaría Allende en la economía “entregará a los militares el pretexto necesario para sacarlo del poder”.

Estos documentos forman parte del primer volumen entregado, siendo el segundo sobre el periodo 1973 a 1976, por James Siekmeier y James McEvleen, cuyo trabajo tomó más de 10 años.