La presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica (FEUC) y vocera de la Confech, Naschla Aburman, insistió en la desconformidad del movimiento estudiantil con los proyectos enviados al Parlamento por el Gobierno.

“La reforma tiene cosas, tiene palabras y tiene direcciones que pueden ir en una línea que apuntan hacia cambios; pero es muy distinto cuando hablamos que esta es una reforma ‘fundacional’, o que será ‘la reforma más grande en los últimos 50 años’, cuando sigue habiendo una elite que va a seguir con los mismos privilegios, que va a seguir lucrando, que va a seguir segregando”, dijo durante su participación en el programa Estado Nacional de TVN.

En esa linea, la dirigente criticó el que los cambios no afecten a los colegios particulares pagados. “O sea esta reforma es para algunos, vamos a tener educación para ricos y educación para pobres. Con todas los lemas y consignas del movimiento estudiantil, se dice abiertamente que hay un sector que va a poder seguir con los mismos privilegios de siempre y eso es gravísimo”, sostuvo Aburman.

“Nosotros propiciamos estos cambios pero no estamos siendo parte de la construcción de esos cambios y eso a nosotros nos parece profundamente grave, no sólo porque no nos incluya, sino porque se están dejando temas que son sustanciales, como el fortalecimiento de la educación pública, y eliminar el mercado de la educación”, concluyó.