Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Poder

27 de Mayo de 2014

“Mamo” Contreras, Miguel Krasnoff y otros dos ex Dina suman enésima condena por homicidio de mirista en 1975

La Corte de Apelaciones de Santiago ratificó hoy la condena de 15 años de prisión contra Manuel Contreras, Miguel Krasnoff y otros dos colaboradores de la DINA por el asesinato de un joven del MIR en 1975. La víctima fue Ramón Martínez González, un estudiante universitario de 23 años que pertenecía al comité central del Movimiento de Izquierda Revolucionaria, que fue detenido y baleado cuando se iba a reunir con un compañero que ya estaba en manos del organismo de inteligencia de la Dictadura de Pinochet.

Por

La Corte de Apelaciones de Santiago ratificó hoy una condena de quince años de prisión contra el general retirado Manuel Contreras y tres cercanos colaboradores en la policía secreta de Augusto Pinochet por el asesinato de un opositor a la dictadura en 1975, informaron fuentes judiciales.

En una decisión unánime, la II Sala del tribunal de alzada confirmó el fallo de primera instancia, pronunciado por el juez especial Alejandro Solís, que condenó a Contreras, el brigadier Miguel Krassnoff y a los coroneles Marcelo Moren Brito y Fernando Lauriani como autores del homicidio calificado de Ramón Martínez González, un estudiante universitario de 23 años.

Martínez González, miembro del comité central del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), grupo que luchó con las armas contra la dictadura, fue detenido el 6 de enero de 1975 por agentes de la DINA, la policía secreta de la dictadura.

La víctima debía reunirse en ese lugar con un compañero, Emilio Iribarren, sin saber que éste había sido detenido y estaba colaborando con la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA).

Ramón Martínez ofreció resistencia a su detención y en el tiroteo recibió varios impactos de bala, pese a lo cual fue llevado al centro de torturas y exterminio “Villa Grimaldi”, donde fue torturado de forma permanente durante varios días, según testimonios de prisioneros supervivientes.

Por las noches, era dejado en el patio, sobre una colchoneta. “Lo veo frente a frente, su estado era simplemente monstruoso; la cara estaba deforme por los golpes, era difícil encontrar alguna parte del cuerpo que no estuviera morada o hinchada, son contar las heridas de bala. su cuerpo era una masa cubierta de restos de ropa, sangre y tierra”, declaró uno de los testigos en el juicio.

El 13 de enero el cadáver de Ramón Martínez, conocido como “Tano” o “Claudio” en el MIR es ingresado en el Servicio Médico Legal; el informe de autopsia señala como causas de muerte “dos heridas de bala torácicas, con salida de proyectiles y anemia aguda consecutiva”.

“Además existe una herida de bala abdómino-ilíaco-glútea derecha, no reciente, con salida de proyectil; también se encuentra otra herida de bala lumbar derecha, no reciente, sin salida de proyectil y una herida de bala en la mano derecha, no reciente, sin salida de proyectil”, consigna el informe, incluido en el expediente del caso.

El general Contreras, que fue el máximo jefe de la DINA, suma condenas por cerca de 400 años de prisión, tras ser condenado en decenas de juicios por violaciones a los derechos humanos durante la dictadura.

Desde la “Villa Grimaldi”, por la que pasaron varios miles de prisioneros políticos, desaparecieron 229 opositores a la dictadura (1973-1990), durante la cual unos 3.200 chilenos murieron a manos de agentes del Estado, de los que 1.192 figuran aún como detenidos desaparecidos.

Notas relacionadas