Gerardo-Joannon1

El clérigo Gerardo Joannon, quien participó en el caso de adopciones ilegales entre las décadas de los ’70 y los ’80, y que actualmente se encuentra inhabilitado para ejercer su rol de párroco en la Parroquia de la Anunciación, señaló que asume su responsabilidad frente a los hechos, según informa El Mercurio.

“Estoy metido en una trampa: todos pueden atacarme gratuitamente e inventar cosas, pero yo, como sacerdote, no puedo hacer eso y, por el contrario, debo callar, cuidar sagradamente historias familiares, aunque eso atente contra mi persona”, expresó el sacerdote.

En esa misma línea, aseguró que “todos actuamos buscando el bien, protegiendo la vida, pero hubo gente que salió dañada. Por eso he decidido contar mi verdad y pedir humildemente perdón si provoqué dolor”, y agregó que “nunca busqué esto. Las familias me contactaron y mi rol fue acoger. Siempre, sin excepción, recomendé la vida. No sólo porque soy sacerdote, sino que también porque en mi vida confesé a mucha gente que me mostró cómo su opción por el aborto las destruyó”.

Respecto a su rol en las adopciones efectuadas, sostuvo que colaboró con las familias y cuando “fue necesario contactarlos con un doctor para salvar una vida, lo hice. Y hasta ahí llegué yo. Nunca supe si nacieron o no, ni su sexo ni menos quiénes los adoptaban”.

“Quiero dejar en claro que nunca mentí, que nunca engañé, que nunca induje a nada y que no sé más de lo que he dicho acá y en los tribunales”, concluyó.

Lee también: “Adopciones ilegales: Sacerdote Joannon pide perdón y asegura que colaborará con las investigaciones”