Luego de que el sacerdote Gerardo Joannon, señalara en Canal 13 que no iba a colaborar en la investigación sobre adopciones ilegales, el párroco señaló hoy que estaba dispuesto a colaborar con cualquier tipo de investigación, “sean organismos eclesiásticos o judiciales”, declaró en una carta enviada a El Mercurio.

Si bien sus primeras declaraciones, dadas a conocer por Canal 13 fueron:”no voy a ayudar en nada. No tengo nada más que decir”, hoy el cura Joannon afirmó que se trató de una “frase desafortunada”, debido a que fue “sorprendido en el patio de mi casa”. El religioso además agregó que es “el primer interesado en que todo se solucione y para eso ofrezco mi total disposición a colaborar”.

El párroco ha sido sindicado como la persona que entregaba de forma irregular a niños en adopción, mientras algunos eran dados por muerto a sus madres biológicas.

En su carta, Joannon especificó que la razón de su actuar “ha sido invariablemente proteger la vida. Sin embargo, el sufrimiento en que se encuentran algunas personas es algo que me golpea y solidarizo profundamente con ellas. Pido perdón si algunas de mis acciones generaron y siguen generando dolor durante tantos años a los afectados”. Finalmente, el cura agregó: “espero que se conozca la verdad para que todos podamos encontrar la paz que buscamos”.