ron

En la región de Retalhuleu en Guatemala el ron es su forma de vida. Las pequeñas comunidades están sitiadas por hectáreas y hectáreas de plantaciones de caña de azúcar, con la que se hace el ron que tanto usted disfruta. El problema es que el placer de muchos guatemaltecos -y habitantes del mundo- están trayendo graves problemas ambientales.

El río Popohuá, que atraviesa la región “ronera”, ha cambiado. Desde hace un tiempo causa ronchas y llagas en los atrevidos que se bañan en sus aguas; tiene un olor dulzón que nunca tuvo; ha disminuido su población de peces; y ha causado la proliferación de plagas de moscas y gusanos en las plantaciones de caña, vitales para la producción del ron de la zona, según denuncia un reportaje del sitio amigo Plaza Pública.

La razón: la vinaza, que empezó a ser utilizado como fertilizante orgánico para la mejor producción de caña de azúcar. La vinaza es el último subproducto que se extrae de la caña de azúcar, resultado de la destilación del alcohol. Si bien no es nociva de por sí -si no la destilación del ron no sería posible- sí lo es cuando tiene contacto con el agua.

Aquí puedes seguir leyendo este reportaje de Plaza Pública