fbi-internet

El gringo Kenneth Douglas tenía 60 años cuando fue arrestado en el año 2008 acusado de tener sexo con al menos 100 cadaveres mientras trabajaba en una funeraria.

La extraña situación fue revelada por el portal Azteca Noticias, que señala que el empleado hizo sus fechorías mientras realizaba su turno nocturno entre los años 1976 y 1992.

Douglas fue condenado solo a tres años de prisión, y fue descubierto luego que se encontrara su semen en el cuerpo de una chica asesinada.

La macabra historia salió a la luz cuando el asesino de la joven apeló a su condena, ya que si bien la había matado, negó la violación que aparecía en la autopsia.

Fue ahí cuando los investigadores supieron que había sido violada en la morgue, por lo que Douglas fue condenado, pero la historia no terminaba ahí.

A medida que la investigación avanzó se supo que no era el único abuso de Douglas, y durante agosto de 2014, el hombre confesó que le había “hecho el amor” a al menos 100 cadáveres de mujeres.

El imputado señaló que lo hacía bajo el efecto de las drogas y el alcohol manifestando que “si no hubiera estado alcoholizado cuando iba a trabajar, nunca lo hubiera hecho. Me gustaba drogarme con crack y beber alcohol antes de llegar a mi trabajo”.