bachelet A1

Un nuevo bombazo que dejó hoy una persona muerta ha reavivado en Chile la preocupación por los ataques terroristas que se ha registrado en las últimas semanas y que ya tienen a tres procesados ante la justicia como presuntos responsables.

En la madrugada de este jueves una bomba detonó en un céntrico barrio de Santiago y causó la muerte de Sergio Guillermo Landskron Silva, de 29 años, quien aparentemente estaba manipulando el artefacto cuando se produjo la explosión, pasadas la 01:00 hora local (04:00 GMT) en el barrio Yungay de la capital chilena.

El estallido causó graves heridas al sujeto, que perdió masa encefálica y quedó envuelto en llamas.

Los agentes de Carabineros que acudieron al lugar apagaron el fuego con un extintor y luego le trasladaron a un centro de urgencia, donde falleció a las 3:40 hora local), según informó el centro hospitalario.

Los peritos del Servicio Médico Legal no ha podido precisar si el hombre que manipuló el artefacto explosivo pretendía utilizarlo, como apuntó inicialmente la policía, o era un transeúnte que encontró el paquete en la calle y lo levantó.

El ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, señaló que las primeras pericias indican que el artefacto que explotó hoy es de características distintas a los anteriores.

Ésta no es la primera vez que sucede algo así. En mayo de 2009 Mauricio Morales murió al hacer explosión la bomba con la que pretendía atacar la Escuela de Gendarmería (policía carcelaria) y dos años más tarde, otro joven anarquista, Luciano Pitronello, sufrió graves lesiones al estallar un artefacto de fabricación casera que manipulaba.

Pero en esta ocasión el suceso se produce en medio de una situación especialmente delicada, como reconocen las propias autoridades, que calificaron el hecho de “grave” y “lamentable”.

La presidente Michelle Bachelet dijo que el Gobierno y todos los organismos públicos están haciendo su labor para que el país siga siendo seguro y estable.

Bachelet realiza hoy una visita a las regiones del norte del país, tras participar ayer en la Asamblea General y el Consejo de Seguridad de la ONU, donde precisamente se refirió el problema del terrorismo.

La mandataria señaló que en los contactos mantenidos con gobernantes de otros países durante su estancia estos días en Nueva York, le preguntaron acerca de los últimos atentados, ante lo cual ella respondió que “Chile es y seguirá siendo un país seguro y estable”.

Y subrayó que se están tomando todas las medidas preventivas “para lograr que nuestros compatriotas vivan en un clima de paz” y agregó que espera que los responsables de estos hechos violentos “tengan el castigo que se merecen”.

“Los chilenos queremos vivir en paz y en tranquilidad. Y en Chile no hay espacio para la colocación de bombas y para el terrorismo”, coincidió en señalar este jueves el portavoz del Ejecutivo, Álvaro Elizalde.

La fiscalía está realizando las pericias para determinar las condiciones en que se produjo “este hecho lamentable”, agregó el ministro.

“El Gobierno y todas las instituciones vamos a seguir trabajando, con la debida coordinación”, enfatizó Elizalde.

El martes tres presuntos terroristas fueron formalizados por la justicia por su participación en varios atentados, el más grave los cuales, ocurrido el pasado día 8 en una galería comercial del metro de Santiago, dejó 14 personas heridas.

Para fortalecer la lucha antiterrorista, el Gobierno ha decidido otorgar más medios materiales al ministerio público, la Agencia Nacional de Inteligencia, Carabineros y la Policía de Investigaciones.

Asimismo ha anunciado la reforma de la ley antiterrorista, una norma muy cuestionada por los organismos internacionales, y de la ley de inteligencia nacional.

El trabajo encargado a un grupo de juristas y académicos expertos que asesoran en estas reformas legislativas estará listo en los próximos días.

Además, el ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, tiene previsto viajar este fin de semana a Madrid para conocer la labor de la policía española en la desarticulación de grupos terroristas.

“No vamos a descansar (…), éste es un tema de Estado”, dijo hoy Peñailillo al referirse a la persecución de los hechos terroristas.

El titular de Interior puntualizó que las autoridades no sólo van a investigar los atentados ocurridos en las últimas semanas, “sino también los ocurridos en los gobiernos anteriores”, y recordó que durante la administración de Sebastián Piñera “hubo 142 atentados con artefactos explosivos”.

“Éste es un tema de Estado en el que todas las instituciones deben trabajar de forma coordinada para que estos hechos se aclaren y ojalá nunca más sucedan en nuestra país”, recalcó.

Respecto a la autoría de los atentados, las investigaciones de la fiscalía apuntan a la actuación de grupúsculos antisistema, inspirados en la ideología anarquista, con escasa preparación y que actúan de forma autónoma.