marcelo salas a1

Si la comparación con Marcelo Ríos, que sigue siendo top ten en su faceta de empresario, pudo ser dolorosa para Iván Zamorano, acogotado de deudas, este dato lo dejará en el suelo… Marcelo Salas está forrado y ahora driblea en los negocios.

El “Matador”, recoge el Dínamo, cuenta en la actualidad con una productora de eventos, recintos deportivos, una empresa que se dedica al rubro agrícola y su “chiche” Deportes Temuco.

Hace un par de semanas, el ídolo azul contó a revista Capital cómo se maneja en el ámbito empresarial.

“Tenemos lo de Deportes Temuco, tenemos un tema agrícola con mi familia, con la producción de arándanos. Llevamos cinco o seis años. Nuestra temporada es de diciembre a marzo. Exportamos a Asia, Estados Unidos, Europa. Ahí tengo reuniones con exportadores, compradores. Y en general, todos los días debo supervisar algo. Los recintos deportivos, en Viña y Temuco, donde tenemos arriendo de canchas de futbolito. Con la productora hemos tenido harta actividad. Hicimos la despedida de Rivarola, trajimos a Messi”, cuenta.

El goleador histórico de la Roja agrega que su trabajo se basa más que nada en reuniones, en hace contactos.

Pero no fue casualidad

Salas explica que su buena salud económica no es producto del azar, si no que fruto de un trabajo.

“Antes de que me retirara, compré la oficina. Pensé hasta en las entrevistas que te hacen, para no darlas en mi casa. Mejor es tener un lugar para decir acá estoy. La verdad es que a mí me gusta conversar con alguien y conocer ideas (…) Me programo mes a mes y domino mi agenda.

Al igual como lo hizo Marcelo Ríos, Salas estudió para poder manejar sus inversiones. El Matador cursó gestión y marketing deportivo en la U. Gabriela Mistral.

“A mí me interesaba mejorar. Aparte, por mis hijas”, sintetiza el Salas, quien sigue un Matador fuera del césped.

L