Juan Flores formalización A1

Familiares y amigos de los tres formalizados como sospechosos del atentado que dejó 14 heridos en el centro comercial del Metro Escuela Militar, han hecho pública una declaración donde fustigan el actuar del Poder Judicial, el Estado en general y la prensa en el caso del bombazo del SubCentro, además de afirmar la inocencia de los imputados.

Familiares y amigos de Nataly Casanova, Juan Flores y Guillermo Duran, calificaron como “negligente” y “corrupto” el sistema judicial, y afirmaron que probablemente los acusados sean “un conejillo de indias para cubrir sus falencias, para dar un mensaje claro en la guerra mediática con su cultura del terror y tener al pueblo sumiso y temeroso”.

Además, denunciaron ciertas irregularidades en el allanamiento que realizaron fuerzas policiales en las casas de los acusados. Entre otras cosas, manifestaron que los procedimientos se realizaron “sin ministro de fe, con violencia innecesaria” y con una duración cercana a doce horas “tiempo más que suficiente para montar pruebas falsas”.

Por otra parte, criticaron con dureza las pruebas que se han presentado por parte del Ministerio Público en la investigación que busca encontrar culpables de los atentados del Metro Los Dominicos y Escuela Militar a los tres acusados. “La tarjeta bip, no pertenece a ninguno de los imputados y solo demuestra el trayecto de un familiar que trabaja, en las cercanías de Metro Escuela Militar, en las imágenes no se distingue ningún rostro con claridad y las personas “videadas” no corresponden a la contextura de ninguno de los imputados”.

Además, criticaron el manejo de los medios de comunicación en el caso, “privando a Guillermo, Juan y Nataly, del derecho a PRESUNCIÓN DE INOCENCIA HASTA QUE SE DEMUESTRE LO CONTRARIO.
Detrás de cada imputado, hay un ser humano que merece un trato y juicio justo, además de las familias, que desde el día de la detención son víctimas de acoso de la prensa, de la presión social, de esta guerra mediática condenatoria e irresponsable”, manifiestan en la declaración.

En última instancia dicen que el hecho de ser vegano, de vivir coherente con una ideología, “no es evidencia de terrorismo” y que el “único terrorismo imperante es el terrorismo de Estado”.

Cabe destacar que la defensa de Flores y Cuevas presentaron un recurso para revertir la medida cautelar de prisión preventiva para ambos imputados, toda vez que, según la Defensoría Penal Pública, la medida aplicada es excesiva.

En tanto, el tercer involucrado, Guillermo Durán, tendrá que estar en arresto domiciliario total, luego que uno de los querellantes lograra que la Corte de Apelaciones de San Miguel estimara una medida cautelar más gravosa.