Juan Andrés Lagos A1

El miércoles, el gremialismo pidió al titular de Interior, Rodrigo Peñailillo, que apartara a Lagos de sus funciones, pero este último optó por exigirle al secretario general del PC que presentara disculpas públicas y mantenerlo en su puesto, en una situación similar a la que ocurrió con el embajador en Uruguay Eduardo Contreras.

En una declaración Lagos cumplió con el mandato de Peñailillo y argumentó que “quisiera expresar mis excusas públicas al diputado José Antonio Kast, y a quienes pudieron verse aludidos por mis palabras, por las ofensas que le proferí en una entrevista dada al diario El Dínamo (…) He pasado estos últimos días por momentos difíciles, con un cuadro emocional complejo. No es parte de mi código de conducta ni mi manera habitual de referirme a las autoridades“

La medida no fue suficiente para la UDI. Fuentes del partido arguyeron que “están repitiendo el mismo perdonazo que se le otorgó al embajador, como si una excusa fuera suficiente frente a una serie de declaraciones inaceptables”.

En la tienda aseguran que no se dan por satisfechos con la actitud de Peñaillilo a quien, a través de distintas vías, se le dio a conocer que “se habían traspasado todos los límites” y que el acto de desagravio con la UDI debía ser “más contundente”.

En el partido explican que se seguirán distintas líneas para insistir en la salida de Lagos del Ejecutivo. Una de las que se analiza con mayor fuerza es presentar hoy ante la Cámara una queja contra el Gobierno por no remover a Lagos pese a los insultos proferidos contra uno de sus representantes, es decir, que la Corporación reclame como institución ante La Moneda.

A ello se sumará la presión pública hacia el Ejecutivo y las acciones ante la justicia que Kast pretende concretar , apuntan en la UDI, de forma personal, ya que en la misma conversación con el medio electrónico, Lagos aludió a que la familia del diputado estaría involucrada en crímenes en Paine ocurridos en dictadura.

EL ARCIS

La entrevista que –que generó molestia en Palacio- fue el corolario de una serie de discusiones entre el PC y la UDI que se enmarcan en la investigación de la universidad ARCIS donde Kast ha tenido un rol protagónico.

El lunes, Kast ya había tenido un fuerte encontrón en la instancia con la diputada Karol Cariola quien pidió que la Comisión condenara la golpiza que había sufrido Lagos el fin de semana y que a juicio del PC obedecía al clima generado por el gremialismo a raíz de la situación del Arcis. Kast apoyó la iniciativa, pero exigió que se incorporara además el repudio a los dichos del timonel PC, Guillermo Teillier, quien había personalizado en él la animadversión al comunismo. El intercambio de opiniones fue subiendo de tono y concentró la atención de los medios.

Lagos ayer subió aún más el tono. Dijo “y ahora me viene a decir ese conchasumadre -que no se lo puede decir allá porque se va a sentir víctima- que debe tener un billetón, que la familia está metida en el asesinato de gente en Paine, que recibió plata de Penta para parar la campaña. Lamento que se crea el cuento de la UDI y empieza a lanzar estos dardos. ¿O me va a decir que no es denostación? Lo que me preocupa es que haya medios que sin hacer una investigación previa, sean parte de la denostación. La Tercera afirmó en editorial que yo era asesor del Ministerio de Educación”.