chomali

Una dura crítica al actuar de las isapres en medio de la polémica por el anuncio del gobierno de ponerle fin a la preexistencia en el embarazo, esbozó el Arzobispo de Concepción, Fernando Chomalí.

“El conflicto se ha producido porque el anuncio gubernamental se ha movido en la lógica del bien común y las isapres se han movido en la lógica del lucro”, dijo el religioso a El Mercurio.

Chomalí agregó que ver el embarazo como un riesgo “es inaceptable”.

En esa línea, junto con valorar el anuncio que hizo la Presidenta Bachelet esta semana, subrayó que “el embarazo no puede asimilarse a una enfermedad, dado que es parte inherente de la vida de una mujer, de la familia, de la vida social”.

El anuncio de poner fin a la preexistencia provocó que las aseguradoras plantearan la posibilidad de subir los planes.

Ante esta situación, el religioso dijo que “el proceso de mercantilización de las prestaciones de salud ha llevado al extremo de discriminar injustamente a una mujer embarazada, porque según esta lógica, implica más costos”.

“El centro, el fundamento y la razón de ser de las instituciones es la persona y el bien común, y no al revés”, aseguró.