horst paulmann

Menos de cinco días duró la mega guerra del retail entre Horst Paulmann y Riplei, luego de que esta mañana anunciaran el fin de la disputa que partió tras la caducación del contrato de arriendo de la multitienda en el mall Alto Las Condes.

El holding Cencosud, dueño del centro comercial, levantó la demanda arbitral contra el retailer de la familia Calderón, y los términos y condiciones del contrato fueron pactados bajo acuerdo de confidencialidad.

De esta manera, a través de un comunicado, las empresas informaron que la renovación del contrato será por los próximo diez años.

“De esta manera, ambas empresas ponen fin a las diferencias que llevaron al cierre temporal a público de la tienda en el centro comercial”, dijo el documento.

Todo el lío partió el lunes cuando el holding controlado por Horst Paulmann anunció la presentación de una demanda arbitral contra Ripley ante el Centro Arbitral y de Mediación de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS) para conseguir la restitución del local.

Ripley había argumentado que no se había logrado acuerdo para renovar el contrato de arriendo por las altas exigencias de Paulmann.

Pese a que no se hicieron públicos los montos, La Segunda publicó una información que daba cuenta que la diferencia eran unoa 20 millones de pesos, pues Ripley pagaba un arriendo de 140 millones, y Cencosud pretendía subirlo a 160.