hospital salvador A1

Un informe de Contraloría sobre las auditorías realizadas a las listas de espera de distintos centros hospitalarios de Santiago detectó graves errores en la incorporación de los pacientes a ellas, en las que incluso figuran personas fallecidas hace medio siglo.

Tal es el caso de, por ejemplo, el hospital Barros Luco, donde el ente fiscalizador dio con el caso de un hombre fallecido en 1964. “Y habiendo transcurrido 50 años de tal suceso, aún figura como pendiente de atención”, señala el documento según consigna El Mercurio. Aunque excepcional, el caso sorprende por lo anómalo: dicho RUT se registró como ingresado a la lista en abril de 2013.

En distintas proporciones lo anterior se halló en todos los recintos auditados. En el Roberto del Río aparecían 15 personas incorporados a la lista que ya estaban fallecidos; en el Barros Luco 20 muertos, y en el Sótero del Río había 1.367 difuntos en la misma condición.

Ante ello la ministra de Salud, Helia Molina, anunció que se realizará una nueva auditoría a la lista de espera, para frente a los cuestionamientos de una “sobreestimación” en ella, establecer la cantidad real de usuarios que necesitan atención.

“Mucha gente en la lista de espera ya ha muerto, porque son ancianos o buscaron la solución por otro lado, y queremos hacer el diagnóstico exacto de lo que tenemos”, dijo.