Ambientalistas opositores a Dominga, la minera de Délano: “claro que necesitaban del cohecho”

Los principales detractores de la minera Dominga dicen que la información del caso Penta ha demostrado la naturaleza de los dueños de la empresa que pretende explotar hierro a 25 kilómetros de la Reserva Nacional del Pingüino de Humboldt. “Creo que ellos claro que necesitaban del cohecho. Pero no solamente hay que preocuparse del papel porque acá son tiburones, piratas que han ganado millones de dólares a costa del Estado”, dice Ricardo Leighton.

foto 7 Dominga

Están atentos a toda la información revelada de la investigación del caso Penta, en especial a la arista de posible cohecho y lavado de dinero del exsubsecretario de Minería, Pablo Wagner, y la vinculación con el proyecto minero Dominga.

Desde la zona, el Movimiento por la Defensa del Medioambiente (Modema) ha tomado nota de las declaraciones del gerente general de Andes Iron, Iván Garrido, quien en entrevista con The Clinic Online señaló que su proyecto no necesitaban “de los favores ni del cohecho de algún subsecretario de minería para aprobar este proyecto”.

Tras estos dichos, Ricardo Leighton, representante de Modema, dice no creer en la coexistencia del proyecto con el ecosistema y asegura que a pesar de que se acredite el cohecho, el proyecto seguirá su camino institucional. “Cuando Garrido dice que Penta está vinculado con ellos por un solo sujeto miente abiertamente”, dice.

¿Cómo recibieron las palabras de Iván Garrido, gerente general de Andes Iron?

No sé si es de mala fe o de un desconocimiento radical del proyecto, pero creemos que sus palabras son contradictorias con los hechos que han ocurrido desde que surge el proyecto Dominga. Por ejemplo, él comienza hablando del tema Barrancones y ese proyecto técnicamente fue rechazado. Lo que pasa es que políticamente fue aprobado y finalmente Piñera lo viene a paralizar. Pero el proyecto, tanto en la institucionalidad medioambiental, las diferentes servicios votaron permanentemente en contra del proyecto Barrancones y a última hora las seremías tuvieron que votar a favor porque vino una orden de más arriba para apoyar. Y fue la presión ciudadana, sumado al esfuerzo técnico de los servicios a la mala calidad del proyecto la que en definitiva dio argumentos válidos para paralizar Barrancones. Entonces, cuando él no habla de institucionalidad, efectivamente la institucionalidad en Chile está al debe. Tiene una deficiencia permanente. En ese sentido, la democracia chilena está en deuda con este principio de la protección al medioambiente, que está consagrada en la Constitución. Y tenemos a un servicio que es absolutamente deficiente y político a la hora d ella toma de decisión, que es el Servicio de Evaluación Ambiental.

En ese sentido estás de acuerdo con que la institucionalidad ambiental está debilitada, pero con un foco distinto al que menciona Garrido.

Claro, por supuesto. Nosotros entendemos que es el cohecho abiertamente de estos grandes grupos lo que incide. Hablemos las cosas como son: la UDI completa es Penta. Por tanto, quienes han impedido permanentemente el mejoramiento de un reglamento, de una ley de calidad que proteja realmente el medioambiente, ha sido la derecha en este país. Y ha sido la UDI, la DC, RN. Entonces, los servicios técnicos hacen la pega, dicen lo que ocurre, hacen el análisis técnico, sus funcionarios son apropiados y de buena calidad en el ejercicio profesional, pero viene la decisión política y se vota lo contrario.

¿Qué te parecen las declaraciones que hace él? Da la impresión que es un gerente de una minera bastante atípico, al insistir en invertir para hacerse responsable en lo que podría ocasionar una vez que llegase a operar la mina.

En ese sentido, Garrido tiene toda la razón. O sea, no podemos negar que ellos están actuando con una visión que viene de los años 60, que tiene que ver con la Responsabilidad Social Empresarial. Y esa es la forma más simple de limpiar imagen, de que la comunidad crea el cuento. En ese sentido es verdad, los tipos han hecho un trabajo distinto a cómo lo han hecho la CAP o Suez, como lo hizo con Barrancones. Ellos se dan cuenta que había una comunidad agitada. Entonces, entienden que hay que meterse con la comunidad y el municipio. Porque entendemos que al ayudar a candidaturas hacen eso. Para nosotros el alcalde Galleguillos es un funcionario más de Penta o de Andes Iron. Es UDI el tipo. Lo que nos da mucha risa es que en la entrevista él intenta hablar de las nuevas generaciones y desvincular a Penta con Andes Iron.

¿Eso no es así?

Bueno, Carlos Alberto Délano es Penta. Pedro Ducci, es Penta. Los Garcés, están relacionados con las empresas de Penta históricamente. ¿Quién es Macarena Délano? Hija de Carlos Alberto. Está Carlos junior, también de Penta. ¿Quién es Ernesto Silva? Hijo de un funcionario de Penta. Te fijas. Entonces, cuando Garrido dice que Penta está vinculado con ellos por un solo sujeto miente abiertamente.

¿Cómo ha impactado el caso Penta al proyecto en la zona? ¿Cómo ha recibido la comunidad de La Higuera la información revelada en estos últimos días?

Mira, acá la comunidad está dividida. Hay una comunidad frágil y que ellos han podido comprar con lucas, abiertamente. Habemos otros que participamos dentro de la comunidad y estamos felices en realidad, que creemos que hoy día el trabajo periodístico está haciendo el ejercicio que la clase política no hace. Es ese ejercicio el que ha faltado durante muchos años. Entonces, para nosotros lo que vemos hoy día, la comunidad, lo ve de manera distinta, con sospecha de estos especuladores. Porque hay que recordar que Andes Iron se constituye con dos empresas que hacen especulación minera, o sea que trabajan en la Bolsa. Y a la larga tú ves que los directores de Andes Iron son piratas, puros especuladores que han trabajado toda su vida. e hicieron ricos a finales de la dictadura cuando se vendieron todas las empresas nacionales y estos tipos ahí festinaron. Un dato: Andes Iron, como dice en algún momento Garrido, hay una protocreación de la empresa y claro, nosotros vemos que son empresas especuladores, luego empresas constituidas en paraísos fiscales, como el caso de Anes Iron Limited en las Islas Vírgenes Británicas, de las cuales Macarena Délano y Pedro Ducci son sus representantes legales. Y por otra parte tenemos a Carlos Délano con Pedro Ducci dueños de otro porcentaje de las acciones, a través de un fondo de inversiones. Estos tipos nunca han estado en minería, esa es la verdad. Entonces la comunidad ve con desconfianza. Sabe que ellos van a vender apenas tengan la resolución calificadora ambiental. Este proyecto no va a quedar en manos de ellos, no va a ser explotado por chilenos como ellos dicen. Porque ellos no hacen minería, no lo han hecho nunca.

¿Tú crees que ellos no van a explotar hierro en Dominga?

Nosotros estamos convencidos que no. En la página web de Dominga tú te das cuenta que todas las empresas que ellos están asociando es que China necesita adquirir urgentemente hierro, entonces nosotros creemos que esto va para allá. Cuando los hemos enfrentado en la comunidad diciéndoles que van a vender esto, ellos no lo han negado. Eso es lo divertido porque el tipo no te dice que vienen a ser parte de la comunidad. Mentira, ellos son piratas que vienen, van a conseguir la resolución y la van a vender al mejor postor. Y punto, se van a hacer millonarios de un día a otro sin haber explotado nada del proyecto minero. Iván Garrido porque es geólogo, pero el resto nunca se ha dedicado a la minería.

¿Qué piensas de lo que dice Garrido, de que la institucionalidad debe incluir a empresarios y defensores del medioambiente, pero que una vez que haya una decisión esta se debe respetar?

Desde nuestra organización, en cuanto a la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt, respaldada en investigaciones y papers, hay 26 especies de mamíferos marinos detectados. En las Galápagos, por ejemplo, hay solo 15. ¿Te imaginas un proyecto minero en las Galápagos? Eso es impensable. Pero bueno, da lo mismo como sea nuestra calificación, lo que importa es que esta zona es única, tiene una biodiversidad única. Es un medioambiente privilegiado en la región y en el país. Y efectivamente, si la institucionalidad operara como debe operar, nosotros no tendríamos por qué estar interviniendo. Nosotros tenemos que estar permanentemente diciéndole al Estado que esta zona es única y que este proyecto no tiene cabida. Es imposible que coexista una planta de hierro a 25 kilómetros de la reserva donde habita el 80% del pingüino de Humboldt. ¿Qué pasa si hay un derrame de hidrocarburos, como en Puchuncaví? Nada. Y esta zona es única. Tú contaminai esa zona, el 80% del pingüino de Humboldt muere. Entonces, a nosotros no nos preocupa juntarnos con la minera, sino que el Estado haga lo correcto. Y en ese sentido, la institucionalidad está al debe. No necesitamos una ley de asociatividad, necesitamos fortalecer al Servicio de Evaluación Ambiental y los servicios.

¿Qué crees que va a ocurrir con el proyecto?

Creemos que va a ser rechazado, pero no somos tan ilusos como para no creer que una mano negra pueda operar. Estamos atentos y con este caso de Penta nos hemos festinado de lo horrible y lo más bajo que ocurre en la clase política chilena. Nosotros vamos a ir a tribunales. Creemos que hay un antes y un después de Hidroaysén, porque al contrario de lo que dice Garrido, ese proyecto se tuvo que votar de manera técnica. Cuando pidieron un informe sobre las líneas de transmisiones, no lo hicieron y por eso fallaron. No fue una decisión política. Ahí intervino la comunidad, por supuesto, pero porque el servicio no hace la pega bien.

¿Qué les parece el aporte que hizo esta empresa para las elecciones municipales a dos candidatos a la alcaldía de La Higuera y las revelaciones de la comunicación con Pablo Wagner?

Para nosotros no es raro esta forma de actuar. Hoy se ve lo del caso Penta y así han operado históricamente, desde la vuelta a la democracia. Incluso apoyaron a Bücchi. Desde esa época Penta ha intervenido políticamente en las campañas para poder llevar adelante sus proyectos empresariales. Tener las personas indicadas para poner freno, como el caso de Ernesto Silva con la ley de isapres, por poner un ejemplo. De los dos candidatos, uno de ellos es el actual alcalde, quien ha puesto el aparato municipal al servicio de Andes Iron. Sabemos que es un funcionario más de Penta. En cuanto a Pablo Wagner, trabajó con Ducci y Carlos Délano junior. ¿Qué más puedes esperar?

¿Qué piensas de la declaración de Garrido de no necesitar el cohecho?

En términos de la intervención de Wagner durante la Resolución de Calificación Ambiental no era funcionario, pero podemos decir que en la elaboración de la Evaluación de Impacto Ambiental (EIA) ahí tiene que haber estado. Yo creo que ahí lo vamos a ver involucrado, porque de hecho hay un conocimiento de que Wagner hizo unas modificaciones a una presentación. Hay que indagar. Además, un EIA que ellos han dicho que es de excelente calidad, pero que hoy día cuando presentan la primera Adenda modifican sustantivamente su proyecto. Fueron tantas las modificaciones después de las observaciones de los servicios, que todo lo que dicen no vale nada. Yo creo que ellos claro que necesitaban del cohecho. Pero no solamente hay que preocuparse del papel porque acá son tiburones, piratas que han ganado millones de dólares a costa del Estado. ¿Cómo se justifica pagar esos cheques pagados por Penta a terceras personas que llegan a Pablo Wagner? Sobre todo, teniendo una declaración de la ex Seremi Jocelyn Lizana, del grado de preocupación de Wagner sobre el proyecto Dominga.

¿Si se comprueba el cohecho, qué crees que va a pasar con el proyecto?

Por mucho que se compruebe el cohecho, el SEA es tan político, hay tantos favores que tienen que pagar, que va a seguir cursando. Tengo la certeza de eso. Creo que lo que va a ocurrir es que los servicios van a rechazar un proyecto malo, pero si hay una aprobación política nosotros vamos a judicializar e ir a tribunales. Va a ser un proceso largo, complejo y agotador, pero vamos a ganar.

The Clinic Newsletter
Comentarios