Penta: La confirmación de Délano y Lavín de que ayudaron a Undurraga a pagar deudas comprando estudio como pantalla

“Lo de Undurraga es lo mismo que lo de todos nosotros nomás, porque entregó un papel, que sabía que no servía, para justificar la plata”, destaca uno de los políticos involucrados en la causa respecto del texto de 69 páginas de Fundación Ciudad Justa que recopila información del SII sobre comunas capitalinas y que, como reconocieron Délano y Lavín en sus declaraciones ante Gajardo, fue comprado sólo para colaborar con el titular de Obras Públicas.

undurraga oopp A1

Fue el 7 de noviembre el día en que el fiscal Carlos Gajardo remitió al director del Servicio de Impuestos Internos, Michel Jorrat, antecedentes respecto de hechos “posiblemente constitutivos de delitos” relacionados con la facilitación de boletas o facturas falsas al holding Penta con fines de financiamiento de campañas políticas. En el texto, Gajardo individualizó seis casos. En el último de ellos aludió a “pagos hechos por Empresas Penta S.A a Fundación Ciudad Justa por 4 millones de pesos”.

“Los antecedentes recabados permiten presumir que los imputados recibieron estos ingresos justificándolos con boletas de honorarios ideológicamente falsas, por lo que en virtud de la obligación legal que asiste al Ministerio Público, de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 162 del Código Tributario, se remiten para vuestro conocimiento estos antecedentes”, destacó Gajardo en el texto y acompañó, en el caso de Ciudad Justa, la “copia del comprobante del depósito y correos electrónicos en que se da cuenta de esta operación”.

Hasta ese minuto, la información remitida al organismo fiscalizador se basaba en la declaración del exgerente general Hugo Bravo, quien aseveró que Carlos Bombal -de quien ayer se pidió la formalización por delitos tributarios- había solicitado recursos para solventar las deudas de campaña del secretario de Estado. El Servicio de Impuestos Internos, optó por no denunciar a Undurraga, sin embargo esta semana surgieron nuevos antecedentes luego de que los dueños del holding, Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín -de quienes Gajardo pidió la formalización por delitos tributarios y soborno- junto a Bombal, declararan ante el fiscal y admitieran, según confirman fuentes del caso a The Clinic Online, que efectivamente se buscó “ayudar” financieramente a Undurraga para lo cual se le compró un estudio de Ciudad Justa “que Penta no requería ni usó”.

“Lo de Undurraga es lo mismo que lo de todos nosotros nomás, porque entregó un papel, que sabía que no servía, para justificar la plata”, destaca uno de los políticos involucrados en la causa respecto del texto de 69 páginas que recopila información del SII sobre comunas capitalinas.

Fuentes del Ministerio Público aseguran que no se puede avanzar en el caso dado que el SII no ha adoptado resolución alguna respecto de Undurraga, mientras que abogados involucrados en la causa afirman que la excusa del Servicio para no indagar es que no hay una conducta reiterada por parte del titular de Obras Públicas.

LA HISTORIA

Fue en una comida familiar a fines del mes de diciembre de 2013 cuando un reconocido abogado vinculado a Undurraga, se acercó al sociólogo Mario Livingtone, militante de este partido, para interceder por el ministro. El jurista le explicó a Livingtone el interés que tenía Undurraga por ofrecer un estudio realizado por la cuestionada Fundación Ciudad Justa sobre un tema específico de distribución de empresas en la región Metropolitana.

Livingtone, en ese tiempo a cargo del trabajo con las comunidades por el proyecto de la familia Délano, Minera Dominga, tenía cercanía con Penta . De hecho, según destacó el gerente general de minera Dominga, Iván Garrido, a este medio una de las razones por la que Livingstone fue apartado de esta empresa fue por la gestión para Undurraga. “También incidió, a mi no me pareció cuando me enteré y no me pareció que expusiera a Andes Iron en una situación de ese tipo”, argumentó.

Ello pese a la cercanía de Livingstone con “el Choclo”: Se habían conocido en el Saint George y de hecho Délano le dedicó algunas palabras en en un discurso donde recibió la distinción hace algunos años. Livigntone además había sido directivo de AFP Cuprum.

Pues bien, según consta en las declaraciones de Bravo en la carpeta de investigación, Livingtone consultó el asunto con Bombal quien se encargó de monitorear el tema hasta que el estudio fue pagado como queda en evidencia en la cadena de cinco emails que hubo entre el sociólogo DC, Bombal y Bravo, tal como publicó The Clinic Online en noviembre.

Al respecto, Bravo declaró el 6 de noviembre ante Gajardo que “Mario Livingstone es un gran amigo de Carlos Délano que está contratado por Andes Iron para convencer a las comunidades aledañas a la mina Dominga y al puerto de que es una buena cosa para la comunidad y que no se opongan al proyecto. Carlos Bombal es, además, director de Andes Iron. Por ello, Carlos Bombal me solicita esta contribución a Alberto Undurraga por un compromiso que tenía Mario Livingstone con él”.

“El correo que me envían es justo cuando ya habían designado a Alberto Undurraga como ministro de OO.PP. Entiendo que no hay otros aportes a Undurraga para su candidatura. Nunca vi ningún informe que hubiera hecho Ciudad Justa para Penta”, acotó.

Los correos a los que hace referencia son del 26 de enero de 2014 y en ellos Livingstone escribe a Bravo que lo está tratando de ubicar, luego Bombal explica que viajará a México y le pide que no se olvide de los “pendientes” de Alberto Undurraga. Finalmente le agradece y le avisa que seguirían en contacto por la vía de correos electrónicos. Días después, el 6 de febrero, Bravo le responde escuetamente dando cuenta que el pago ya estaba hecho.

The Clinic Newsletter
Comentarios