Ministro de Relaciones Exteriores se refiere a demanda maritima de Bolivia

Que primero eran diplomáticos latinoamericanos que veían con buenos ojos el retorno de Bachelet al poder, que después sólo eran chilenos los presentes…

Lo cierto es que con el pasar de las horas sigue siendo inconsistente la explicación del canciller Heraldo Muñoz por la cena de lujo que organizó en septiembre de 2013 en Nueva York, cuando era funcionario de la ONU, para juntar platas para la campaña de Michelle Bachelet, tal como publicó este jueves The Clinic Online.

Pese a que el mismo titular de RR.EE. aclaró a este medio que los asistentes eran sólo chilenos, esto luego de advertir que la ley electoral chilena prohíbe expresamente los aportes extranjeros, la versión de Muñoz pierde fuerza, sobre todo después de lo que dijo el propio Mario Paredes, la persona que en esa oportunidad mandó la carta de invitación al evento a nombre del entonces subsecretario General del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) para América Latina y el Caribe .

“Lo realicé yo, en reconocimiento y apoyo a la labor que la presidenta había realizado en Nueva York, un modo de apoyar su campaña”, dijo Mario Paredes a la corresponsal de Canal 13 en Estados Unidos, sobre el evento por el que se cobró 1.000 dólares para participar.

Al ser consultado sobre el hecho de que si había extranjeros o sólo chilenos, versión que sostiene el canciller Heraldo Muñoz, Paredes respondió que “había extranjeros, recuerdo perfectamente que había un par de médicos dominicanos, había un abogado puertorriqueño… había personas de varios países”, aclaró.

“Esto fue una contribución personal que me hicieron a mí, y yo pues hice el evento”, explicó Paredes, quien confirmó además que el aporte fue enviado por él mismo a través de un cheque.

La explicación de Muñoz

“Sí asistí, doné dinero, recibí aportes de otros chilenos y colaboré con Mario Paredes quien coordinó la actividad con más de unos 40 chilenos, incluyendo funcionarios de ONU. Complacido de haber aportado modestamento a la campaña de Michelle Bachelet. No era funcionario del Gobierno de Chile y ejercía mi derecho ciudadano como muchos otros compatriotas en NY y en Chile”, fue la explicación que el ministro de RR.EE, hizo llegar a The Clinic Online una vez que la publicación comenzó a circular por varios medios de comunicación.

Desde el gobierno salieron a descartar cualquier tipo de irregularidades, mientras que la derecha dijo que el asunto requiere varias explicaciones y que, de hecho, citarán al canciller a la comisión de la Cámara que investiga las platas de Penta y las de las campañas pasadas.

“Aquí hay muchas cosas preocupantes: primero, hay una prohibición por parte del entonces funcionario de la ONU y actual canciller de participar en actividades políticas y la rompió. Segundo, hay un limite máximo para los aportes anónimos que pueden realizarse en una campaña según establece la ley chilena, y estos mil dólores sobrepasan estos aportes anónimos”, dijo el jefe de bancada de los diputados de la UDI, Felipe Ward.

El parlamentario agregó que en tercer lugar “no sabemos cómo se ingreso esa plata al país; cuarto, hay una ilegalidad porque desde el punto de vista de la ley de transparencia y gastos electorales establece que no se pueden realizar aportes por parte de extranjeros que no voten en Chile. Y aquí el canciller habla que se trata de personas que forman parte del cuerpo diplomático internacional”.

“Obviamente que acá hay una serie de interrogantes y nosotros no nos vamos a quedar callados”, apuntó.

Según la publicación de The Clinic Online, en septiembre de 2013, cuando la campaña presidencial ya estaba en marcha, Heraldo Muñoz organizó una de estas actividades, lo que queda confirmado con el texto enviado por Paredes, presidente Emérito de la Asociación Católica de Líderes Latinos en Estados Unidos al propio Muñoz en inglés, y con la siguiente la traducción:

“A nombre del Embajador Heraldo Muñoz y un grupo de Chilenos en Nueva York, le extiendo esta invitación a una excursión de recaudación de fondos privada el 12 de Septiembre para apoyar la re elección de la Presidenta Michelle Bachelet. Partiremos a las 6pm desde el Pier 25 ubicado en 225 N.Moore Street en Manhanttan para un viaje de 2 horas a bordo del 75´Hatteras Motor Yacht Avanti que incluye varias acomodaciones, entre las cuales se encuentran un gran salón con aire acondicionado de alta velocidad, sistema de sonido sofisticado alrededor del bote y LED 6 tricolor luz bajo el agua.

Su participación es posible con una donación de US $1.000 en forma de un cheque abierto a ser entregado por mano al Embajador Muñoz o alguno de los miembros organizadores del crucero; Sr. Juan Cappello o Señor Mario J. Paredes.

Por favor confirmar su asistencia hasta el 6 de Septiembre contactándome vía email a mariojparedes@aol.com”.

Consultado por el tema, el presidente del Servel, Patricio San María, aclaró que tanto en las platas recaudadas para Bachelet en el extranjero como sobre el caso Penta, ya no pueden actuar de oficio, ya que “pasó el plazo del 17 de noviembre, un año después de la elección, por ende de alguna manera eso ya está cerrado“.

“Leí una declaración del canciller, que señala que se trató de recaudación de chilenos. Si la situación ocurrió así, eso es absolutamente legal, eso es posible de realizar“, explicó.