Ministro de Relaciones Exteriores se refiere a demanda maritima de Bolivia

Luego de la inconsistencia de su versiones, que sacó ronchas en el Gobierno, y tras una serie de llamados desde Interior y el gabinete de la Presidenta Bachelet, el canciller Heraldo Muñoz, salió a aclarar -desde EE.UU.- el asunto de la cena de lujo que organizó en septiembre de 2013 en Nueva York para recaudar fondos para la campaña de la actual Jefa de Estado.

“Respecto al evento de recaudación de fondos realizado el año 2013 en Nueva York quisiera manifestar lo siguiente: No hubo aportes extranjeros y todos ellos se realizaron por los mecanismos que establece la ley, se trató de una actividad abierta y transparente”, afirmó Muñoz desde Estado Unidos, leyendo una declaración pública.

“En concreto, fue un cóctel en una embarcación al que fueron invitados alrededor de 40 personas, de las cuales asistieron menos de 20”, detalló.

Muñoz afirmó que “los que contribuyeron fueron un número reducidos de compatriotas residentes en Nueva York” y que “los montos de los aportes fueron muy inferiores a lo que se ha señalado en algunos medios”.

Otro punto al que se refirió Muñoz fue la supuesta incompatibilidad de su actuar por el hecho de en ese entonces ser funcionario ONU.

“En aquella ocasión, informé a mis superiores de Naciones Unidas sobre este encuentro. No hubo incompatibilidad entre esa actividad y mis labores en la organización. Por último, me siento orgulloso de haber aportado y apoyado, desde la distancia, la campaña presidencial de la forma como lo permite la ley y ejerciendo mi legítimo derecho ciudadano”, termina diciendo el canciller.

La versión de Muñoz llega luego de que él mismo se contradijera tras la publicación de The Clinic Online.

Primero sostuvo que al evento, donde para participar había que pagar mil dólares a modo de donación, habían asistido líderes latinoamericanos que veían con buenos ojos el retorno de Bachelet al poder.

Posteriormente, luego de advertir que la legislación chilena no permite donaciones de extranjeros a campañas en el país, Muñoz envío una declaración a The Clinic Online que decía: “Sí asistí, doné dinero, recibí aportes de otros chilenos y colaboré con Mario Paredes quien coordinó la actividad con más de unos 40 chilenos, incluyendo funcionarios de ONU. Complacido de haber aportado modestamente a la campaña de Michelle Bachelet. No era funcionario del Gobierno de Chile y ejercía mi derecho ciudadano como muchos otros compatriotas en NY y en Chile”.

La versión de Muñoz fue desmentida la tarde de ayer, luego de que Mario Paredes, organizador del evento y quien entonces mandó la invitación a nombre del canciller, asegurara a una corresponsal de Canal 13 en Estados Unidos que recordaba perfectamente que había extranjeros, personas de varios países, entre ellos dos médicos dominicanos y un abogado portorriqueño. Luego, al igual que Muñoz, Paredes cambió su versión.

Antes de que el titular de RR.EE. hablara de este asunto, la derecha hizo llegar un oficio a la Cancillería para pedir que se aclaren las circunstancias del evento. Además, pretenden citarlo a las comisiones de la Cámara que indagan los aportes de Penta y las platas de las campañas en general.

“Papelón”, “viajes a lo Miami Vice”, fueron los epítetos más fuertes que llegaron desde la Alianza. El flanco al que apunta la oposición es cómo se ingresaron esas platas al país.

Al respecto, el presidente de la UDI, Ernesto Silva, dijo que “en esto tiene que haber transparencia total, lo ha dicho la UDI en su declaración pública, que se aplique una lógica de ley pareja, que se apliquen criterios de investigación sin exculpación ni tampoco acusación, pero que se aclare”.

“Una vez que eso esté claro y haya entregado el monto del cheque, sepamos si es contribuyente chileno o no, y declaró sus ingresos. Eso es lo que se tiene que despejar. El gobierno en vez de dar explicaciones tiene que aclarar e informar”, añadió.

Desde el gobierno, en tanto, los ministros del Interior, Rodrigo Peñailillo, y de la Segegob, Alvaro Elizalde, han insistido en que todos los aportes a la pasada campaña de Bachelet estuvieron en orden.