penta-edificio

El pasado 12 de enero, el fiscal oriente envió un largo listado de ejecutivos del grupo Penta al SII que enmascararon el pago de sus bonos a través de boletas giradas por sus esposas y sociedades, con el fin de pagar menos impuestos.

“Los hechos posiblemente constitutivos de delitos tributarios dicen relación con la facilitación de boletas de honorarios y facturas falsas para ser ingresadas en la contabilidad de las empresas Penta, para justificar pagos de remuneraciones y bonos a ejecutivos y dependientes”, escribió Gajardo.

Los antecedentes ya constaban en la carpeta de investigación a raíz de los correos incautados tanto a Hugo Bravo como a otros ejecutivos, pero un listado más detallado fue entregado por el abogado Julián López, patrocinante de Carlos Alberto “choclo” Délano y Carlos Eugenio Lavín, como una forma de colaborar en la investigación con miras a obtener una aminorante de responsabilidad ante un eventual juicio.

El escrito de Julián López revela a cinco sociedades de grupo, principalmente entre los años tributarios 2009 a 2014.

La relación de ejecutivos, para el caso de Inversiones Banpenta, incluye a Daniel Subelman, Héctor Concha, Hugo Bravo, Manuel Antonio Tocornal y Óscar Buzeta. Suman más de $ 220 millones.

A continuación, el documento sobre Empresas Penta, establece que en el mismo tramo, Carlos Calcagno, Francisco Astorga, Andrés Chechilnitzky, Juan Carlos Armijo y Arturo Miquel, Bravo, Concha, suma un total superior a los $ 390 millones.

En el caso de la sociedad Los Estancieros, sumando al ejecutivo Jorge Molina y Raúl Schmidt, alcanzan a más de 600 millones, mientras que Penta III entrega un total superior a los $ 1.323 millones. Por último Penta INF, poco más de $ 3.170 millones. La suma total supera los 5 mil millones de pesos de acuerdo a un análisis interno de Penta, incluyendo las multas, intereses y reajustes que eventualmente podría aplicar el SII.