superintendente medioambiente cristian franz

En marzo de 2014, la antigua relación de Cristian Franz con empresas como Agrosuper, Barrcik, Antofagasta Minerals, Cementos Bío Bío, entre otras, a través del Grupo Alianza, generó resquemores sobre cómo desarrollaría su función.

Acababa de ser nombrado como superintendente de Medioambiente y se apuntaba su participación en el Grupo Alianza, que genera declaraciones de impacto ambiental, auditorías ambientales, apoyo y análisis legal a múltiples compañías. Franz figuraba como socio a través de la sociedad Los Chungungos Ltda., que mantiene desde 2004 con su esposa, Antonia Urrejola Nogueira. Franz era dueño a esa fecha del 50% de esta entidad y su esposa del otro 50%.

El 21 de marzo,  Franz dio un paso relevante para acallar los cuestionamientos  sobre sus conflictos de interés cuando Los Chungungos vendió el 40% de su participación en el Grupo Alianza a un valor de, apenas, un millón de pesos, a Devotolarra Ltda. La transacción, que está consignada en el Diario Oficial, sin embargo, no quedó registrada en el Conservador de Bienes Raíces, donde Franz continúa apareciendo como dueño a través de la sociedad Los Chungungos. Aunque llama la atención, la situación hasta ahí es normal: no existe, aclaran desde la Superintendencia, vínculos vigentes con Alianza.

Franz, no obstante, no dejó del todo sus negocios. Seis meses después de asumir, en septiembre de 2014 y luego de haber vendido su parte en Grupo Alianza, Franz aparece comprando el 49,5% de la participación de su mujer en la sociedad Los Chungungos por $495.000, según se puede verificar en el Diario Oficial. Lo extraño es que Franz no modificó su declaración de intereses, publicada en junio de 2014, y sólo la actualizó en enero de este año. Aún así, hasta el 16 de febrero, la información no aparecía publicada en la web de la institución y sólo fue subida a la web tras la consulta de The Clinic Online sobre esta situación.

Desde su equipo, aseguran que antes de ser oficializado en el cargo que desempeñó durante todo el año pasado, no estaba obligado a hacerlo y por lo tanto no lo regía la ley que establece que “la declaración de intereses será pública y deberá actualizarse cada cuatro años y cada vez que ocurra algún hecho relevante que la modifique. Para estos efectos, se entenderá como relevante todo hecho que afecte o altere la actividades profesionales y económicas del funcionario o autoridad” y que entrega como plazos “los 30 días anteriores a la fecha en que se cumplan cuatro años desde su otorgamiento, o dentro de los 30 días siguientes a la fecha en que ocurra el hecho relevante, según corresponda”

Franz declaró en junio que tenía el 50% de una sociedad, y en menos de un año, su participación subió a un 99,5%, pero ello no se informó en el plazo correspondiente porque su cargo era “provisional y transitorio”.-

Ante la consulta de este medio sobre por qué se realizó esta compra relevante y por qué no se publicó en su minuto, Franz respondió a través de su oficina de prensa que “hoy esta sociedad no tiene actividad”. Y en cuanto a la tardanza en la información adujo que “la declaración de intereses fue actualizada con fecha 22 de enero de 2015, por cuanto ese día se publicó, en el Diario Oficial, el nombramiento de don Cristian Franz Thorud, en calidad de titular, tras finalizar el proceso del Sistema de Alta Dirección Pública, para el cargo de Superintendente del Medioambiente. Dicha actualización fue remitida a la Contraloría General de la República el día 27 del mismo mes y año, siendo pública desde su ingreso al ente contralor”.

TRAYECTORIA

Un factor importante en el nombramiento de Franz fue su larga trayectoria en el área medioambiental a través del sector privado.

En 1993 se tituló como abogado de la Universidad de Chile y al año siguiente ya participaba como consultor en estudios medioambientales para el Ministerio de Obras Públicas y la Comisión Nacional del Medioambiente. Hasta antes de su nombramiento en la superintendencia, se desempeñó como Coordinador Ambiental Senior en el Banco Interamericano de Desarrollo en Washington D.C. Entre 2002 y 2004 fue Coordinador de la Comisión de Medio Ambiente del Consejo Minero de Chile A.G y ya entre 2001 y 2005 figuraba como socio del Grupo Alianza.

Aunque Franz fue nombrado el 14 de marzo de 2014, la primera declaración de intereses de Franz fue publicada en junio del año pasado. En ella el superintendente señalaba tener el 50% de participación en la sociedad Los Chungungos, creada en 2004 con su esposa, Antonia Urrejola. El 29 de abril la administración de los Chungungos pasó a María Inés Noguera Echeñique, suegra de Franz, y en septiembre del mismo año Franz le compró a Urrejola su parte en la sociedad por $495.000, quedando él con un 99,5% y ella con un 0,5%.