julioponce A1

Siguen las repercusiones financieras para Julio Ponce derivadas de la arista SQM del caso Penta.

La agencia Feller Rate bajó la clasificación de las acciones series A y B de la minera desde “Primera Clase Nivel 2” a “Primera Clase Nivel 4”, debido al “complejo escenario ligado al funcionamiento del gobierno corporativo”.

Además, la agencia ratificó la calificación “AA-” respecto de la solvencia y de las líneas de bonos, las que se mantienen en “Creditwatch Negativo”.

Esta baja en la calificación coincide con las declaraciones de la canadiense Potash Corp. of Saskatchewan Inc (PCS), dueña del 32% de la propiedad de la minera, luego de la renuncia de los tres representantes de ésta en el directorio.

Cabe recordar que Wayne Brownlee, José María Eyzaguirre y Alejandro Montero habrían solicitado una investigación independiente para transparentar la situación de la minera respecto de la situación que rastrea el Ministerio Público sobre eventuales delitos tributarios, cohecho, apropiación indebida y desvío irregular de platas a campañas políticas.

La sugerencia no habría sido vista con buenos ojos de parte del resto directorio, lo que habría gatillado la salida de los tres ejecutivos y tendría en vilo la permanencia de PCS en la minera.

En opinión de Feller Rate, “a nivel formal se mantienen adecuadas estructuras de gobierno corporativo, incluyendo un Comité de Directores. Sin embargo, los antecedentes que motivaran los fuertes cuestionamientos por parte de accionistas no controladores generan incertidumbre sobre las condiciones existentes para el cumplimiento de principios básicos de gobierno corporativo, como son el resguardo de los intereses y un trato justo a la totalidad de los accionistas de la compañía”.