juan barros a1

Juan Barros, nuevo obispo de Osorno y sindicado como encubridor de Karadima por algunas de sus víctimas, no llegó a la primera misa dominical de su nuevo cargo.

Cerca de 40 personas llegaron a la misa, que finalmente fue celebrada por Mauricio Bello, según informa Emol.

El motivo que se especula para justificar su inasistencia fue la funa realizada el pasado sábado durante su primera ceremonia, sufriendo gritos de todo tipo, lo que lo llevó a dar una declaración pública en la que se desliga completamente de Fernando Karadima, asegurando que no es su amigo y que hace mucho dejó de ser su cercano.