ONG opositora a Hidroaysén facturó a SQM Salar en 2011 y 2012

La denuncia del Servicio de Impuestos Internos por delito tributario contra SQM Salar, que no pudo ser despachada el lunes al Ministerio Público por la renuncia de Michel Jorratt, incluye a la Corporación para la Conservación y Preservación del Medio Ambiente por boletas que ascienden a los 57 millones de pesos entre los años 2011 y 2012 “respecto de las cuales no se acompañó ningún antecedente que haga verosímil la prestación de los servicios que dan cuenta”. Patricio Rodrigo, director ejecutivo de la ONG, confirmó la información a este diario y dijo que la prestación de servicios consistió en un informe sobre Biodiversidad del Salar de Atacama y una serie de 10 charlas en distintas ciudades de Chile.

patricio rodrigo A1

Un total de 57 millones de pesos en boletas giradas por la ONG Chile Ambiente, dirigida por el ambientalista Patricio Rodrigo, está incluida en la denuncia por delito tributario contra SQM Salar S.A. que no alcanzó a ser presentada, tras la renuncia de Michel Jorratt a la dirección del Servicio de Impuestos Internos durante la jornada del lunes.

En el documento, al que tuvo acceso The Clinic Online, se incluyó a la institución ambientalista -una de las más importantes que integra el Consejo de Defensa de la Patagonia Chilena- por boletas o facturas que suman 20 millones de pesos durante el año 2011 y otros 37 millones de pesos durante 2012.

Según el escrito, con la información entregada por la filial de Soquimich el pasado 17 de abril y los antecedentes recopilados por el SII, la empresa registró facturas de esos años “respecto de las cuales no se acompañó ningún antecedente que haga verosímil la prestación de los servicios que dan cuenta”.

De esa forma, dice la denuncia, el registro de estas facturas permitió rebajar “artificiosamente la base imponible declarada en los Formularios N° 22, sobre Impuestos Anuales a la Renta, correspondiente a los Años Tributarios 2012 a 2014, enterando de esta forma un Impuesto de Primera Categoría inferior al que legalmente le correspondía declarar y pagar” por parte de SQM Salar.

Según informó The Clinic Online, dicha denuncia no alcanzó a ser firmada este lunes tras la salida de Michel Jorrat de la dirección del Servicio, aunque el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, estuvo notificado de ella desde el viernes pasado, y está dirigida en contra del actual gerente general de SQM, Patricio de Solminihac; del ex gerente general Patricio Contesse; y del Vicepresidente de Finanzas, Ricardo Ramos.

Respecto a esto último, desde Hacienda aclararon a este medio el lunes que no le corresponde a Valdés interferir en las acciones que el SII presente por tratarse de un servicio que tiene autonomía para trabajar.

En la denuncia se solicita al Fiscal Nacional, Sabas Chahuán, que investigue los delitos previstos y sancionados en el artículo 97 N° 4 del código tributario, esto por efectuar declaraciones maliciosamente incompletas o falsas, que pueden “inducir a la liquidación de un impuesto inferior al que corresponda”.

Chile Ambiente

Ubicada en la misma casona de la Fundación Chile 21 -que en marzo pasado reconoció pagos mensuales de SQM a través de un convenio, aunque descartó que esos recursos hayan sido destinados a campañas políticas- la ONG dirigida por el ingeniero agrónomo Patricio Rodrigo fue fundada en 1992 como una organización sin fines de lucro “con la fuerte convicción de servir al País por medio del cuidado y valorización del medio ambiente”, según señala la reseña en su página web.

Presidida por el doctor Hernán Sandoval, amigo del ex presidente Ricardo Lagos y considerado como “el padre del Plan Auge”; y dirigida por Patricio Rodrigo, cercano al senador por Santiago Poniente Guido Girardi y que en agosto de 2014 enfrentó una polémica tras ser vinculado por comunidades de Huasco al proyecto minero Pascua Lama, la institución ha participado de un sinnúmero de debates por conflictos ambientales en las últimas décadas.

De esa forma, en los años recién pasados tuvo una intensa participación en la oposición al proyecto hidroeléctrico HidroAysén, tanto como miembros del “Consejo de Defensa de la Patagonia Chilena” como por sí solos.

Consultados por The Clinic Online, el director ejecutivo de Chile Ambiente confirmó la información y reconoció los pagos desde la filial de Soquimich, pero se apuró en señalar que estos eran por un trabajo efectivamente realizado durante los años 2011 y 2012.

“Nosotros lo que hicimos fue un diagnóstico de la biodiversidad del Salar de Atacama, ‘Biodiversidad amenazada por la explotación del litio y potasio en la cuenca del Salar de Atacama’. Fue un informe que se entregó el 20 de junio de 2012, un informe de 125 páginas y que hizo un diagnóstico de toda la biodiversidad del Salar de Atacama y su nivel de amenazas. Cuáles son las especies que se encuentran amenazadas, cuáles son las que requieren conservación. Se hizo un conjunto de recomendaciones para hacer medidas de mitigación, restauración o reparación que se deben tomar para conservar la biodiversidad del salar”, dijo Rodrigo.

Consultado si es que ese informe representaba la totalidad del dinero pagado por SQM Salar, el ingeniero agrónomo agregó que “también dimos un conjunto de charlas, un total de 10 charlas para difundir, ante estudiantes, dirigentes políticos, dirigentes estudiantiles y sindicales, temas ambientales de la coyuntura, y poder aumentar la consciencia ecológica de las dirigencias políticas, estudiantiles y sindicales”.

Según señaló las charlas se realizaron en distintas partes del país, como en Santiago, Concepción y algunas universidades. Junto a eso, Rodrigo dijo que la idea del trabajo surgió de ellos y que fue gestionada directamente con Patricio Contesse porque les parecía relevante generar esa asesoría “para poder conservar la biodiversidad de dicho salar”.

De esa misma forma, el director ejecutivo descartó que el dinero entregado por SQM Salar hubiese sido destinado a campañas políticas municipales o a la campaña que ellos mismos lideraron en los años pasados, Patagonia sin Represas. “En absoluto, para ninguno de los dos”, señaló.

Finalmente, consultado por la denuncia del SII a la que tuvo acceso este medio y que señala que no hay antecedentes que hagan verosímil la prestación de los servicios, Rodrigo contestó que “debe haber un traspapele de información porque a lo mejor no se entregaron los informes que nosotros entregamos. Nosotros tenemos toda la información al día, toda la documentación en orden así que no tenemos ningún problema de respaldo de que los trabajos fueron hechos”.

Comentarios