sampaoli

El técnico de la Selección Chilena, el casildense Jorge Sampaoli, entregó este mediodía una rueda de prensa en la que salió al paso de las críticas que lo han reventado por el cierre de calles en las cercanías de Juan Pinto Durán, lugar de las prácticas de la Roja de cara a Copa América a iniciarse este 11 de junio.

En ese sentido, el ex técnico de la “U” manifestó que “me sorprende la pregunta. Como entrenador de la Selección no dispongo de las facultades para el cierre de una calle”.

De hecho Sampaoli aprovechó de lanzar que los cuestionamientos y una posible responsabilidad suya ante la medida “me parece ridículo, es como si me pregunten por si tengo responsabilidad en si subió o no el dólar”.

Pese a todo el casildense señaló que “queremos trabajar de manera tranquila para el primer partido con Ecuador, estamos enfocados en lo deportivo, (pero) me parece ridículo que estén diciendo que la parte de la conducción de la Selección tiene injerencia en la seguridad”.

El tema es claro para el argentino: “No tengo injerencia en la seguridad, asumiré responsabilidad en cosas de los jugadores, pero yo no voy a determinar el cierre de una calle de un país, de una ciudad. Me parece ridículo”.

La ola de críticas por parte de la ciudadanía y algunas autoridades provocó que la polémica por el rol de Sampaoli en esta decisión tomara cada vez mayor peso.

La crítica de Guarello

De hecho el tema fue escalando cuando el periodista deportivo de Canal 13, Juan Cristóbal Guarello, realizó una fuerte crítica contra el casildense en la que manifestó lo siguiente:

“En qué momento se jodió el fútbol chileno para que lleguemos a este nivel de irracionalidad, donde se cierra una calle sin ningún motivo muy claro”, partió su bloque deportivo en Canal 13.

Agregó molesto por el cierre de calles que la situación ha afectado en demasía a los vecinos que han visto bloqueada una vía habitual para ellos, e ironizó con que quizás se piensa que los habitantes cercanos a Juan Pinto Durán están recibiendo lucas por espiar a la Roja.

“No supongo que esos vecinos que van al consultorio médico o que van a tomar la micro para ir al colegio, estén comprados por los técnicos visitantes para espiar a la Selección chilena”, lanzó.

Por si fuera poco reventó al DT de la Selección Chile, Jorge Sampaoli, haciéndole saber que este tipo de medidas no se expresan ni aseguran un exitoso resultado dentro de la cancha. De paso recordó el traumático episodio del palo de Pinilla en octavos de final del Mundial de Brasil, donde perdió precisamente ante el anfitrión del certamen.

“Si Sampaoli hubiera cerrado un par de calles más en Brasil, el remate de Pinilla entra y llegamos a semifinales”, cerró.