Jorge Burgos A1

 

Durante el mediodía de este miércoles, el vocero de Gobierno, Marcelo Díaz salió al paso de la nueva información que apuntaba a un tipo de proyecto de ley que podría resultar como impunidad, amnistía impropia o que abría la puerta a un perdonazo para las boletas falsas.

En este sentido, Díaz manifestó que “el debate legislativo puede traer un conjunto de ideas de distinto tipo, pero ese proyecto no está a disposición de ser aprobado por gobierno, no existe y no es parte de nuestras iniciativas en cuanto a transparencia, y estamos abocados en sacar adelante esa agenda legislativa”.

Así, el ministro secretario general de Gobierno descartó que ese proyecto lo considerara Gobierno y lo hizo citando a la Presidenta Michelle Bachelet en cuanto a que ‘no hay espacio para la impunidad en la relación entre la política y los negocios’, por lo tanto dijo el vocero “todas las iniciativas que presentemos tienen ese horizonte de compromiso que hemos hecho con los chilenos”.

“Hay que trabajar en una agenda intensa”, añadió.

Entre otros temas también se le consultó por la salida de Gajardo del caso Corpesca que investiga los pagos ilegales que recibió el senador de la UDI, Jaime Orpis por parte de esa firma, justamente a petición de la defensa del legislador.

En este punto aclaró que “el gobierno no hace valoraciones con cosas propias del Ministerio Público, lo reiteramos, una regla sana es dejar que las instituciones cumplan su función con total independencia, y nosotros actuamos conformes a esa autonomía. Lo preocupante sería que no lo hicieran, por lo que cualquier decisión del Ministerio Público el gobierno la respeta de forma plena”.

La instancia fue aprovechada por Díaz para responder ante las inquietudes por la solicitud del fiscal nacional Sabas Chahuán en cuanto a una formalización de Giorgio Martelli, el recaudador de las platas de la campaña de Bachelet.

El secretario de Estado reiteró que “el gobierno respeta cada una de las decisiones del ministerio publico, sus investigaciones forman parte de esa atribución de ese organismo y nosotros respetaremos íntegramente el ejercicio de esa función del Ministerio Publico”.

Por su parte, durante esta mañana el vicepresidente de la República, Jorge Burgos, aclaró también que “el funcionamiento de las instituciones, entre ellas el Ministerio Público, no preocupa al gobierno, lo que importa acá es que las instituciones fuincionan con las autonomías que la Constitución y la ley les concede”.

Y precisamente sobre la minuta que pretendía dejar impunes los delitos por boletas ideológicamente falsas, Burgos comentó que “yo puedo decir que puede haber muchos debates de muchos proyectos de ley, proyectos de ley, minutas, me parece legítimo. Pero respecto al tema de fondo yo no he escuchado como ministro del Interior a ningún parlamentario, ningún político ni de izquierda, ni de centro ni de derecha ni representado ni no representado en el Parlamento, una petición de impunidad, no se la he escuchado nunca”.

“Lo preocupante sería que las instituciones no funcionaran”, manifestó.

Los cuestionamientos por las pegas extras de los parlamentarios a su ejercicio en el Congreso también fue tema obligado en esta aparición de Díaz en el Palacio de La Moneda, donde apuntó a que “nos parece que se ha generado un consenso transversal y esperamos que se refleje en las votaciones para aprobar esta nueva norma por la vía de establecer la labor exclusiva y excluyente de la labor de los diputados que sean elegidos”.