Ministro de Hacienda se reúne con ejecutivo de Enel

“Es impresentable para los accionistas y para la opinión pública que Jorge Rosenblut siga en su cargo. Ya lo deberían haber apartado”, opinó el ex presidente de Enersis, el empresario José Antonio Guzmán, quien de esa forma se refirió a la polémica por el rol que cumplió el ingeniero en la precampaña de Bachelet, hecho que dejó al descubierto The Clinic Online con la serie “Los secretos de Martelli en la Fiscalía”.

“No me cabe la menor duda que el involucramiento del presidente de la compañía en hechos que raya lo ilícito, impiden que siga al mando de la empresa”, manifestó Guzmán, según recoge La Segunda.

Guzmán dijo además que esta situación golpea al gobierno por la sabida relación sentimental que Rosenblut sostiene con la ministra del Trabajo y ex Segpres, Ximena Rincón.

“También afecta a la ministra Rincón y al gobierno. Hay un problema de transparencia que se debe resolver, porque la ley obliga a los altos funcionarios públicos a dar cuenta de cualquier conversación y reunión que sostengan con personajes del sector privado”.

Según publicó The Clinic Online este martes 16 de junio, la cercanía entre Rosenblut con Martelli nació en la campaña de Eduardo Frei en 2009.

Posteriormente, en el 2011, cuando se formó la empresa Asesorías y Negocios su rol también fue importante. Martelli ha dicho que fue Rosenblut quien intentaría obtener financiamiento para que pudiera comercializar los distintos insumos que podría generar Asesorías y Negocios.

Martelli ubica a Rosenblut como nexo de los grandes grupos económicos que le sirvieron para generar ingresos: Angelini y Soquimich. Y a él, como el brazo operativo, pues no participó en las negociaciones donde se fijaron los aportes y los periodos en que los recibiría. Fue gracias a ese puente, por ejemplo, que conoció al exgerente de SQM Patricio Contesse en el 2012, brazo derecho de Julio Ponce.

Pese a que Rosenblut reconoció en El Mercurio que se había reunido con Contesse para pedir dineros, negó haber contactado a Martelli con la empresa. “No realicé ese contacto”. Sin embargo, fue él mismo quien concretó los aportes a Asesorías y Negocios, pactó montos, pagos y la manera en que se entregarían, según ha dicho Martelli. Gestiones que Bachelet nunca autorizó.

El operador político Giorgio Martelli declaró por más de 20 horas ante la Fiscalía. En la instancia, que se extendió por cuatro días, el ex PPD debía responder por los pagos que recibió por parte de SQM Salar y del Grupo Angelini entre 2012 y 2013, mismo periodo en que se habría orquestado la precampaña.

Como es sabido, durante ese mismo lapso de tiempo Martelli compró, a través de Asesorías y Negocios, diversos estudios y asesorías de personas que aterrizaron en la campaña de Bachelet y que luego pasaron a ocupar cargos en el gobierno, entre ellos el exministro Rodrigo Peñailillo y el ex director del SII, Michel Jorratt.

Ambos fueron citados y Peñailillo ya concurrió a declarar el pasado miércoles por espacio de cinco horas.