Ministro de Hacienda se reúne con ejecutivo de Enel

Durante esta mañana, y por más de 5 horas, declaró ante la fiscalía el ex presidente de Enersis, Jorge Rosenblut, en el marco de la investigación que sustancia el ente persecutor por la llamada arista SQM del caso Penta.

Tras comparecer en calidad de imputado, se retiró raudo en compañía de su abogado Gabriel Zaliasnik y sin hacer declaraciones.

El nombre del empresario, reconocido recaudador de platas de campañas concertacionistas, salió al ruedo después de que este medio revelara que el operador político Giorgio Martelli había facturado a SQM Salar a través de su empresa Asesorías y Negocios Spa (AyN).

Según la publicación que lanzó entonces The Clinic Online, Rosenblut habría sido el puente entre Martelli y SQM, todo esto después de reunirse con el ex gerente de la minera no metálica, Patricio Contesse, para comentarle que iba recaudar fondos para la campaña de Bachelet.

Pese a que Rosenblut negó haber mencionado a Martelli, sí se vio obligado a admitir la cita con Contesse.

En la serie de reportajes “Los secretos de Martelli a la fiscalía” que publicó este medio, se desprende que, según Martelli, Rosenblut habría sido su puerta de entrada o el nexo con SQM y el Grupo Angelini.

En esa misma publicación se da cuenta de la participación de Martelli, Peñailillo y Rosenblut en la plataforma de precampaña que se armó para preparar la vuelta de Bachelet en 2013.

Este interrogatorio de alguna manera entonces cerraría la primera tanda de declaraciones de los principales involucrados en este hecho.

Rosenblut salió de su cargo como presidente de Enersis el pasado 30 de junio y su lugar fue tomado por el abogado español Borja Acha Besga.

El empresario se refirió a su desvinculación a través de una carta que publicó ese mismo día la eléctrica controlada por la italiana Enel.

“Lejos de tener un sabor amargo, esta decisión me deja tranquilo y en paz porque busca fortalecer un proyecto mayor, el éxito temprano del proyecto de reorganización societaria de Enersis, evitando someter a la compañía a una exposición innecesaria debido a temas ajenos a ella”.

Además de los mencionados, cabe recordar que también concurrió a declarar a la fiscalía el ex director del SII, Michel Jorratt.

En el interrogatorio, mencionó las presiones que recibió de parte de Interior, cuando Peñailillo lideraba la cartera, para que el servicio no ahondara en SQM. Asimismo, apuntó al ex ministro de Hacienda, Alberto Arenas, como la persona que le pidió informes tributarios que luego le fueron pagados por la empresa de Martelli. Según Jorratt, fue Arenas quien generó el vínculo, le habló de los montos de la boletas e incluso le recordó cuando debía emitirlas.

Luego de que se revelara el interrogatorio, la fiscalía decidió llamar a declarar al exministro Arenas, quien seguramente concurrirá como imputado.