Mario Carroza informa sobre la extraditacion de la ciudadana francesa por el caso Guzman

El juez Mario Carroza sigue estrechando el cerco del llamado Caso Quemados tras el vuelco que tomó la indagatoria la semana pasada. Este jueves, sometió a proceso a otros cinco exuniformados, presuntamente involucrados en el hecho que terminó con Carmen Gloria Quintana con la mitad de su cuerpo quemado y con Rodrigo Rojas de Negri muerto, todo esto por el hecho ocurrido el 2 de julio de 1986.

Tal como lo hiciera la semana pasada con los otros detenidos, Carroza imputó delitos en calidad de autores de homicidio calificado consumado y frustrado en contra de Pedro Fernández Dittus, Leonardo Riquelme, Juan González, Walter Lara y Pedro Franco Rivas.

Este último, fue el único que no será trasladado hasta el Regimiento de Policía Militar de Peñalolén, pues quedó con la medida cautelar de arresto domiciliario nocturno.

Según explicó Carroza, la determinación fue tomada en base a que Rivas colaboró con la investigación, al igual que el exconscripto Fernando Guzmán, quien permitió reabrir la causa.

Ambos, tras romper el mencionado pacto de silencio, apuntaron al coronel en retiro, Julio Castañer, como el principal responsable de los vejámenes.

Con la determinación de hoy ya son 12 los detenidos por el caso que en los 90′ sólo había condenado a Fernández Dittus, quien recibió una pena de 600 días de presidio remitido.

Ahora en más, según explicó el propio magistrado, queda por notificar a otras cinco personas que participaron del episodio, uno de los más emblemáticos acontecidos en Dictadura.