manosalfuego

“Igual me gustaría saber lo que hace ella cuando yo no estoy”.

Básicamente estas fueron las palabras que sepultaron a Absalón, el iquiqueño de 29 años que quiso poner a prueba en “Manos al Fuego” a su polola Marcela, ya que no se sentía tranquilo al no saber cómo ella se comportaba cuándo salía sola.

El programa de Chilevisión construyó una situación en la que Marcela había ganado un masaje realizado por un atractivo argentino en la exquisita playa Cavancha.

Sin duda que este fue el caso en el que menos pega tuvo el trasandino, porque fue la propia Marcela la que al verlo entró canchera y tomando la iniciativa con piropos y palos de grueso calibre de principio a fin. “Acá las chilenas todas somos guapas”, aseguró la iquiqueña, en momentos en que se sacaba la ropa para quedar con un jugado bikini.

En medio de los masajes y jueguitos que el modelo argentino le realizaba a Marcela, ella le pedía que le desatara la parte de arriba del bikini, y posteriormente le pidió que se lo volviera a atar, ya que le explicó que si “tú lo sacas, tú lo pones”.

Ante los constantes joteos que Marcela lanzaba sin parar, su pololo, desde una sala apartada explicaba que su polola siempre ha sido gentil y muy simpática con la gente, a su vez que se molestaba sorprendentemente con el propio modelo argentino porque le gustaba hacerle masajes a su polola.

Tras una serie de punteos y palos, Marcela lo invitó a salir a bailar para luego ir a su depa. En medio de la conversa, su pololo decidió llamarla por teléfono. La mujer lo pensó un par de veces y finalmente decidió contestar, pero ante la mirada del argentino simplemente y sin pelos en la lengua le dijo a su pololo “ya, amiga, te tengo que cortar”.

Pues bien, al final de todo este cuento, Marcela le pidió un beso con lengua al argentino para demostrarle lo jugadas que eran las chilenas, sin embargo antes de que se concretara el calugazo, apareció Absalón para preguntarle por qué cresta hizo eso. La respuesta de la mujer no se dejó esperar y le tiró de vuelta la pelota criticándole que “esto no se le hace a una mujer, así de simple”.

Ya en frío y luego de que su pololo se había alejado unos metros, Marcela le reconoció a César Campos, conductor del programa, que andaba con las trenzas sueltas porque Absalón no le llevó un ramo de rosas y se olvidó del día de los enamorados”, lo que causó la total sorpresa del animador, y eso que ha visto hartos casos care palos.

Revisa el video de la iquiqueña hot pinchando acá (video gentileza de Chilevisión).



MÁS VIDEOS DE THC AQUÍ