Caso Caval A1

Como una señal que ratifica la existencia de un “pacto de silencio” en torno al caso Caval, calificó el diputado del gremialismo, Felipe Ward, la pérdida de información que habría sufrido el computador del ex director sociocultural de La Moneda.

“Es realmente grave el hecho de enterarnos que los computadores de la Dirección Sociocultural y el personal de Sebastián Dávalos, tienen sus memorias borradas porque eso habla de que se sigue ocultando información a la justicia, y lo peor de todo, revela un modus operandi casi delictivo al no entregar los antecedentes”, sostuvo Ward, según La Tercera.

El legislador de la UDI agregó que “acá se sigue demostrando que existe un verdadero pacto de silencio entre los involucrados por no revelar ningún dato que pueda permitir conocer más sobre este caso que por donde se intente conocer más antecedentes, existe un verdadero bloqueo de los involucrados que buscan no entregar ningún detalle y bloquear todo tipo de indagatoria”.

En ese sentido, Ward recalcó que con esto Dávalos sigue empañando la imagen de Bachelet. “Al conocer este tipo de situaciones, Sebastián Dávalos le sigue haciendo un flaco favor a su madre, la Presidenta Bachelet, que con los pobres niveles de apoyo que presenta, suma más problemas, no sólo desde la Nueva Mayoría, sino que desde su propia familia”, señaló.

El diputado integrante de la comisión que investiga el caso en la Cámara, aseguró además que solicitaran toda la información que corresponda a Carabineros, para esclarecer el nivel de ocultamiento. “vamos a solicitar, desde la comisión investigadora, más antecedentes a Carabineros para que nos precise el nivel de ocultamiento de información que mostraban los computadores de Dávalos, y a partir de eso, evaluar otras acciones fiscalizadoras para tratar de romper de alguna vez por todas este pacto de silencio, que se sigue confirmando, a la luz de los nuevos datos”, anunció.

Recordemos que un informe de Carabineros reveló que al computador que ocupaba el hijo de la Presidenta, Sebastián Dávalos, cuando se desempeñaba como director sociocultural de la Presidencia, “se le borró la información”. La pericia, que tenía por objeto buscar información del Caso Caval, quedó en nada pues no se pudo acceder a ningún documento.