hualpén a1 1

Pablo Ramírez (34), funcionario de la empresa Servipag, fue dado de alta después de estar casi un mes internado en la Mutual de Seguridad de Santiago, tras sufrir un brutal asalto en Hualpén en el que fue rociado con bencina y prendido fuego mientras se encontraba desempeñando sus labores.

Según recoge ADN Radio, Ramírez agradeció a quienes le manifestaron su apoyo y precisó que “saliendo de acá vamos a seguir la lucha contra la delincuencia”.

Por su parte, el director médico de la Mutual, César Cárcamo, afirmó que Ramírez logró recuperarse de los daños que habían provocado las quemaduras y que sus injertos han presentado una buena evolución, recuperando aproximadamente un 100% de la piel.

Cabe decir que el próximo paso a seguir del trabajador será iniciar una rehabilitación ambulatoria en Concepción.