al

“Scarface”, “El Padrino”, “Serpico”, Carlito’s way”, “Tarde de perros”, “Perfume de mujer” sólo por nombrar algunas, son las cintas que ha protagonizado y que lanzaron a la fama al actor estadounidense de origen italiano Al Pacino.

El hombre de 74 años, que inspiró a generaciones con su papel de Michael Corleone en la trilogía de “El Padrino”, dirigida por Francis Ford Coppola, conversó ayer con estudiantes mexicanos, ocasión en la que lanzó alucinantes consejos de vida.

“La actuación salvó mi vida porque todos mis amigos cercanos murieron por drogas”, contó en el foro México Siglo XXI, organizado por la fundación Telmex del magnate Carlos Slim, según recoge la agencia EFE.

“Yo les puedo decir: amo que ustedes reconozcan hacia dónde van, que de alguna manera entiendan esas cosas, estén pendientes de esas cosas, que lo valoren”, afirmó.

“Es un gran valor que estén ustedes aquí. La educación, independientemente de donde la tengan, es maravillosa. Abrir sus mentes, ampliar las mentes y los horizontes, aprender”, opinó.

Más allá de contener la atención de los presentes con su historia personal, llena de privaciones en su juventud, Pacino recomendó a los jóvenes que “traten de tener los instintos abiertos porque son maravillosos. Confíen en ustedes mismos y encuentren aquello que los vuelva locos. Quizás no de inmediato, pero sigan buscando hasta encontrarlo”.