The-Beatles

El contrato que firmaron en 1962 The Beatles y el representante Brian Epstein, hecho que lanzó a la fama a la banda de Liverpool, será rematado en Londres por un precio estimado de entre 300.000 y 500.000 libras (de 411.000 a 685.000 euros), informó hoy la casa de subasta Sotheby’s.

El histórico momento, cita la agencia EFE, se produjo días antes de publicar “Love Me Do”. Fue entonces cuando John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr rubricaron el único documento que les uniría a Epstein, que controló los pormenores del despegue de su carrera.

El documento determinó que el manager era responsable de “todos los asuntos relativos a la vestimenta, maquillaje y aspecto” del grupo, y le daba poderes para despedir a alguno de los integrantes de The Beatles si se producían disputas entre ellos.

“Sin este contrato y la relación que selló sería inconcebible que The Beatles hubieran alcanzado el mismo éxito. Era necesario algo más que inspiración musical y composición para reinventar la música popular”, sostuvo Gabriel Heaton, especialista en Libros y Manuscritos de la casa de subastas, que rematará el documento el 29 de septiembre.

La historia narra que Epstein, quien no tenía experiencia en la representación de artistas, convenció al grupo de que les convertiría en estrellas tras escuchar sus primeras grabaciones.

El 9 de noviembre de 1961, el empresario visitó el “Cavern Club”, en Liverpool, para oír en directo a la banda por primera vez y regresó todas las noches durante la siguiente semana.

Un mes después, el 10 de diciembre de 1961, The Beatles acordaron que Epstein sería su representante, si bien esa relación no se formalizó por escrito hasta el 1 de octubre del año siguiente.

La implicación de Epstein en el día a día del grupo le llevó a ser conocido como el “quito Beatle”.