Guatemala EFe

A pocas horas de los comicios generales, alrededor de un centenar de guatemaltecos realizaron hoy un velatorio simbólico por la democracia, a la que consideran muerta.

“Rompamos el ciclo de nuestra desgracia, estas elecciones no son democracia”, coreaban una y otra vez los ciudadanos, quienes pedían el fin del proceso electoral que culmina este domingo, cuando 7,5 millones de guatemaltecos están llamados a las urnas para elegir a casi 4.000 cargos públicos.

Estudiantes encapuchados, mujeres con velos y velas y hasta niños cantaron el himno nacional, pero con una letra especial, en la que aseguraban que la democracia ha muerto tras los últimos escándalos de corrupción, que provocaron la dimisión y encarcelamiento del presidente Otto Pérez Molina.

La manifestación empezó en la Iglesia El Calvario, pasando por la Corte de Constitucionalidad, el Congreso, el Palacio Nacional de la Cultura y el Tribunal Supremo Electoral.

En la marcha, los participantes transportaron un féretro en el que, simbólicamente, estaba descansando la democracia de Guatemala.

Desde el pasado 16 de abril, cuando se desarticularon los mandos bajos y medios de “La Línea”, el caso que llevó a Pérez Molina y a su exvicepresidenta Roxana Baldetti a la cárcel, los ciudadanos salen cada sábado a la calle a exigir el fin de la corrupción y la impunidad.