fernando montes A1

“Me parece de una gravedad extraordinaria que se filtren correos que son privados de conversación, eso a la larga quita la confianza fundamental que tiene que existir en el país”, afirmó este mediodía el sacerdote jesuita y rector de la universidad Alberto Hurtado, Fernando Montes, al referirse a la revelación de la conversación vía mail entre los cardenales Ricardo Ezzati y Francisco Javier Errázuriz, en la que se advertían las movidas contra el jesuita Felipe Berríos y la víctimas de Karadima, Juan Carlos Cruz.

Ante los hechos antes mencionados, el cura manifestó que “espero que el colegio de periodistas, si tiene un mínimo de dignidad, ponga claramente reglas y averigüe qué pasó en eso. Eso es gravísimo para el país”.

Según dijo Montes, “a veces uno, el trato estrictamente privado entre dos autoridades, cartas privadas, uno a veces lo hace (…) uno habla a veces cosas que no diría en publico, por eso es que es éticamente tan inmoral sacar un documento privado y hacerlo público”.

Por otro lado, antes las voces que piden a Ezzati dar un paso al costado, y en lo inmediato no presidir el Te Deum de Fiestas Patrias, dijo que “me parece una exageración y un descriterio que por una cosa así, que yo mismo estoy expresando mis distancias, de ahí decir que el arzobispo debe renunciar al arzobispado de Santiago me parece ridículo, ridículo completamente. Absolutamente extremado”.

De todos modos, el sacerdote matizó respecto del procedimiento, del aparente lobby orquestado por los dos cardenales para sacar del camino a Berríos

“Yo, personalmente no me gustan los procedimientos por atrás. Creo que si el cardenal o el arzobispo no están de acuerdo con el padre Berríos tienen que decírselo. Yo creo que el padre Berríos es una persona muy respetable, lo quiero entrañablemnte y no me gustan estos procedimientos que son un poco por debajo (…) me parece que es preferible que esas cosas se dijeran directamente”.

Sobre la opción de que Berríos hubiese llegado a la capellanía, respondió que “encuentro razonable que no se piense en el padre Felipe Berríos. Yo, si hubiera sido cardenal o arzobispo de Santiago, no pongo al padre Berríos de Capellán en La Moneda, porque él tiene cualidades enormes en otro orden de cosas, y él mismo lo ha dicho, no es para eso”.

“No es una cosa tan terrible, no me gustan estos procedimientos con lobby eso no me gusta”, pero “el arzobispo tiene el derecho y tiene la obligación de decidir”.

Montes también fue consultado por cómo se referían a Cruz, y por la movida para evitar que llegase a la Conferencia Episcopal Anglófona a dar su testimonio sobre la experiencia de abuso sufrida de parte de Fernando Karadima, y del comportamiento de la Iglesia de Santiago en relación al mismo-

“Me parece que creo que si se quiere generar una comision central en Roma, voy a ser un poco extremo en decirlo, yo no pondría ni a Carlos Cruz ni al cardenal Errázuriz ni al cardenal Ezzati. Tiene que ser un instancia superior que escuche (…) sin embargo, si me dieran el criterio de nombrarlo en la comisión central yo diría que es preferible otro tipo de personas”, aseguró la autoridad universitaria, quien recalcó, en todo caso, que el testimonio de Cruz es muy valioso por los hechos que le tocó sufrir.