Logo UDI A1

Luego de que la Presidenta, Michelle Bachelet en el marco de su vista a Estados Unidos, diera a conocer que en un máximo de tres semanas anunciará el mecanismo que remplace a la actual Constitución, parlamentario UDI rechazaron la iniciativa e insistieron que el Gobierno debe desistir de la idea de la nueva Carta Fundamental.

Según consigna Bío Bío, los gremialistas defendieron la Constitución actual, creyendo que sólo es necesario mejorarla, y sosteniendo que el Gobierno debería postergar el cambio de la Carta Magna para enfocarse en resolver otros problemas actuales que tiene la ciudadanía.

“Es una Constitución (la actual) bastante razonable. Todavía vemos aspectos que se pueden ir perfeccionando, pero yo soy partidario de hacer un trabajo de reformas pactadas”, sostuvo el senador, y presidente de la UDI, Hernán Larraín.

Además de eso aseguró que hasta la fecha desde el Gobierno no ha expresado la razón de por qué quieren una nueva Constitución, tema que a su juicio, provocará un debate innecesario.

En la misma línea, el senador Juan Antonio Coloma dijo que “tenemos una constitución que creo que garantiza de buena manera los derechos y deberes, ha sido modificada varias veces. Pero hablar de una nueva constitución es propio de países que han colapsado, de un punto de vista constitucional, y yo no creo que en Chile haya que hacerlo de nuevo”.

El senador, por otro lado, cree que el Ejecutivo ha pretendido cambiar todo con sus reformas, lo que cree que es dañino para el país.

Por su parte, Ernesto Silva, expresidente del partido expresó que la Mandataria debería no sólo decir por qué quiere cambiar la Constitución, sino que revelar que es lo quiere modificar.

“Nosotros creemos que la ciudadanía quiere que se priorice las urgencias de la clase media, y la presidenta de la Nueva Mayoría quiere que se priorice las urgencias de la agenda ideológica de la izquierda. Ojalá que las deje atrás porque eso le hace muy mal a Chile”, agrega.