Bachelet 2 A1

La educación, la salud y la seguridad pública son los ejes principales del presupuesto del Gobierno para 2016, una propuesta que contempla un crecimiento del gasto efectivo del 4,4 %, explicó hoy el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés.

“Este presupuesto tiene prioridades muy claras. Hay que enfatizar que atendemos la reconstrucción de las múltiples calamidades que ha tenido Chile en los últimos tiempos, avances sustanciales en educación (…) y también gastos importantes en salud y seguridad”, dijo Valdés.

El ministro compareció ante la prensa junto al director de Presupuestos, Sergio Granados, para entregar más detalles del proyecto de ley de Presupuestos para 2016 que este miércoles anunció Michelle Bachelet.

El ministro de Hacienda explicó que la desaceleración de la economía chilena, que según la proyección del Banco Central crecerá el próximo año entre un 2,5 % y un 3,5 %, ha llevado al Gobierno a modificar su estrategia fiscal, una decisión que ha repercutido en el presupuesto.

El aumento del gasto del 9,8 % en el presupuesto diseñado el año pasado ha dado paso a un 4,4 % previsto para 2016, un proyecto que, según Valdés, permite avanzar en el cumplimiento de las principales promesas del Gobierno y al mismo tiempo mejorar el balance estructural de la economía nacional.

El Gobierno propone que la principal partida presupuestaria se destine el año que viene al Ministerio de Educación, con unos 12.600 millones de dólares, que supone el 21,9 % del presupuesto total y un incremento del 7,5 % respecto del año anterior.

“La educación es el gran foco de esta administración (…) Lo que estamos haciendo en educación es una cuestión única en la historia de Chile”, señaló Valdés.

El Ejecutivo quiere destinar más de 770 millones de dólares a la financiación de la gratuidad en la educación superior de los estudiantes que pertenezcan al 50 % más vulnerable del país.

El presupuesto para 2016 contempla una partida de unos 9.547 millones de dólares, un 5,1 % más que el año pasado, para el Ministerio de Salud, que se destinarán, entre otras cosas, a la contratación de 750 nuevos médicos especialistas y la formación de otros 1.000 especialistas.

En cuanto al fortalecimiento del resguardo del orden público y la prevención de los delitos, el Gobierno propone aumentar los recursos para Carabineros y la Policía de Investigaciones (PDI) en un 4,5 % y 5 %, respectivamente.

Esto permitirá aumentar la dotación policial de Carabineros en 6.000 agentes y de la PDI en 1.200, señaló Sergio Granados, director de Presupuestos.

Otro de los ministerios que tiene más incidencia en el presupuesto es el de Trabajo, con unos 8.900 millones de dólares, que suponen un 15,5 % del erario público total para 2016.

Michelle Bachelet, encabezó este jueves una reunión con su gabinete de ministros en la que les solicitó que el próximo fin de semana se desplacen a todas las regiones del país para explicar a los ciudadanos las prioridades del presupuesto para 2016.

El portavoz del Ejecutivo, Marcelo Díaz, afirmó que el proyecto de presupuesto para el año que viene es responsable y “pensado en las familias”, y añadió que en materia educativa cumple una “promesa central” de Bachelet.

La oposición conservadora, que participará en la tramitación del proyecto que se realizará en las próximas semanas en el Parlamento, mostró sus dudas y estimó que el aumento real del gasto público previsto para 2016 superará el 6 %.

El senador José García Ruminot, de Renovación Nacional (RN), explicó que el aumento del 4,4 % anunciado por Bachelet se calculó tomando como referencia el gasto efectivo de este año, aunque aún faltan tres meses que además son los que concentran una mayor parte el gasto.