davalos A1

El OS-9 de Carabineros rastrea los mensajes enviados y recibidos por el celular de Sebastián Dávalos, hijo de la Presidenta Bachelet, en el marco de la investigación que lleva la Fiscalía de Rancagua por los negocios de Caval. El aparato es el que ocupada cuando era director sociocultural de la Presidencia durante 11 meses.

La diligencia busca determinar las relaciones de Dávalos con su empresa mientras era funcionario público y si en las comunicaciones digitales hay elementos que permitan configurar hechos que revistan caracteres de delito.

Hay que recordar que el caso Caval es indagado por el Ministerio Público de la VI Región, luego que se descubriera una compra de terrenos en la zona de Machalí por más de 6.000 millones aportados por el Banco de Chile.

El dinero estuvo cruzado por una reunión de Dávalos y su esposa Natalia Compagnón con el dueño Andrónico Luksic.

Actualmente junto a estos dos últimos, se sospecha que el síndico de quiebras, Herman Chadwick y la ex funcionaria de la municipalidad de la zona, Cinthya Ross, habrían operado para conseguir no sólo la venta sino el cambio de uso de suelo que ayudó a Caval a subir el precio de los predios.