logo chv

El director ejecutivo de Chilevisión, Francisco Mandiola, lleva cinco meses en el cargo, tras la polémica salida de Jaime de Aguirre, asegura que ingresar al mundo de la televisión lo tomó con un desafío y desmiente la venta de la estación.

En entrevista con La Tercera, el ex gerente de DirecTV y de la Casa de Moneda explica que “cuando son industrias que por muchos años han tenido un grupo de personas que se ha ido repitiendo, de un canal a otro, es difícil que los outsiders entren, pero en algún minuto todos fueron outsiders. Yo lo tomé como un desafío. La recepción ha sido muy positiva, no he sentido negatividad acá dentro”.

Respecto a su antecesor en el cargo,Jaime de Aguirre, comentó: “es un ícono de la industria. Todos me dicen que lo querían mucho, o que querían mucho a Pablo Morales, y yo les digo que no vengo a reemplazarlo, estamos en otra etapa de la industria y vengo a trabajar en eso. Sería muy patudo de mi parte decir que vengo a reemplazar a Jaime de Aguirre, no es ese mi interés. De hecho, nos sigue asesorando en temas puntuales a su gestión. Hemos tenido un par de conversaciones y es un hombre muy agradable”.

Sobre al momento en que se encuentra Chilevisión, el director ejecutivo menciona que no existen grandes cambios con su competencia: “En los últimos nueve años hemos estado en el primer, segundo, tercer lugar, no cambia mucho el gráfico. Y estamos todos los canales pegados en rating anual, entre 7 y 9 puntos. No hay grandes cambios. Pero a pesar de ser segundos en rating, en CHV no somos segundos en ingresos, ni en costos, ni en pérdidas. No hay una correlación entre rating y ganancias”.

Mandiola también sostiene que la línea editorial del canal seguirá en la misma línea, con series históricas sobre censura y política, ya que “en Chile hoy la gente está ansiosa de transparencia y transversalidad. Y es nuestro plus al que le sacaremos provecho, pero no sólo con historias de lo que ha ocurrido en Chile en ciertas épocas de nuestra historia, sino que también en el mundo”.

Con respecto a los números en rojo del canal en el primer semestre, cuando perdió $ 4.699 millones, el ejecutivo precisa que “nos dimos cuenta que siendo segundos en el rating no teníamos los mejores precios. Tenía que ver con la percepción que los avisadores podían llegar a tener con CHV; se hizo un estudio de marcas, salió que era chabacano. Se cambió la política de ventas y eso de a poco va abriendo el mercado. Llevamos tres meses con mejores ventas que el mismo trimestre de 2014. Además en el segundo semestre hemos perdido menos de $ 500 millones. Eso se debe a varias cosas. Primero, un enfoque del método y forma de producir y armar programación, y probar con elementos más cuidadosamente testeados. Elegimos algunas cosas para probar, nos enfocamos en ello, en un cierto presupuesto que gastar. Y nos ha ido bien. También trabajamos los procesos internos. Redujimos algunas áreas, y hoy no hay más planes de reducciones de personal”.

Mandiola también responde a las dudas generadas a la posibilidad de venta de CHV, indicando tajante que “el canal no se vende, primero que nada. La parrilla de 2016 está casi lista, se ha estado trabajando. Después del Festival de Viña yo creo vamos a dar varios estrenos”.

Finalmente, el ejecutivo espera que revertir la situación económica del canal en un tiempo que no tiene fecha tope, pero afirma que “espero llegar a fines de este año, todavía con mermas, pero me atrevo a decir que con una reducción del 50% de las pérdidas del año pasado o más”.