luis-plaza-sanchez

Luego de que el alcalde de Recoleta Daniel Jadue instalara en la comuna una farmacia popular, se instaló el debate para imitar esta idea en otras comunas de todo Chile. Todo esto con el fin de entregar más justicia e igualdad a los bolsillos de los chilenos en medio de la colusión y el arreglín de ciertos poderosos.

Por esta razón es que al edil de Cerro Navia, Luis Plaza (RN) se le prendió la ampolleta y anunció que le pidió a su equipo técnico del área de salud que en un plazo de dos meses se pueda crear la “Farmacia del Pueblo”.

Según consigna Emol, Plaza enfatizó en que hay que copiar las buenas ideas y que su condición de miembro de RN no se lo prohíbe.

“Ser militante RN no me esclaviza la conciencia para apoyar una iniciativa de esta naturaleza. No tengo compromisos con las farmacias. Si alguien le quiere cuidar el bolsillo de los que han abusado lucrando con la necesidad de la gente en materia de salud, es importante que el país sepa quiénes son, con nombre y apellido y no vote por ellos”.

Cabe decir que durante la semana el senador UDI Víctor Pérez criticó a las farmacias populares señalando que “son una medida a la cual le falta análisis y parece más bien una medida demagógica de la izquierda, más que una solución verdadera para los pacientes de menos recursos de los municipios”.

El parlamentario argumentó su negativa a esta propuesta preguntando “por qué potenciar las ‘farmacias populares’ si los pacientes de Fonasa pueden acceder en forma gratuita a sus remedios, es un tema que las autoridades municipales tienen que revisar”.

En tanto el ex edil de Providencia -y que plantea repostularse al cargo- lanzó que representan “una competencia desleal” a las farmacias.

Pues bien, Plaza sostuvo que “no importa cómo se haga, lo que interesa es que se haga. Hay lograr que los remedios lleguen a las personas en forma mas económica, mas asequible”.

Según 24Horas, lo positivo de la “Farmacia del pueblo” no tiene como requisito ser de la comuna, sino que será abierta para todos los ciudadanos.