karadima1

Escoltado por gendarmes y cuatro guardaespaldas, con un rosario en mano, con la vista al frente, y en total silencio.

Así abandonó el ex párroco de El Bosque, Fernando Karadima, en medio de la expectación de los periodistas que intentaron romper su silencio sepulcral, la quinta sala de la Corte de Apelaciones de Santiago luego de declarar ante el juez Juan Manuel Muñoz como testigo en la arista civil de la demanda que sus querellantes interpusieron contra el Arzobispado de Santiago, esto por presunto encubrimiento tras las denuncias de abusos.

Según dijo a los medios presentes el abogado de las víctimas, Juan Pablo Hermosilla, quien salió minutos antes de la diligencia, “básicamente fue una declaración marcada por muchos ‘no me acuerdo'”.

Efectivamente, la declaración del expárroco tuvo bastante de aquello. Fernando Karadima desconoció los abusos, negó haber contratado a sus abogados, conocer cualquier detalle de su defensa y que no recuerda las declaraciones que anteriormente ha dado, ante la Ministra Jessiza González y ante el fiscal Xavier Armendáriz.

Sobre sus abogados, Karadima indicó que “en civil fue el sr. Muga y don Juan Pablo Bulnes, yo no los contraté y no he hablado con ellos nunca. Tampoco he pagado un centavo. Amigos míos me deben haber ayudado, pero no sé quiénes. En la canónica actuó el padre Ariel Buso, que es un argentino canonista, yo no sé cómo fue mi defensa. Haría que preguntarle al abogado sr. Juan Pablo Bulnes”.

Haciendo gala de su mala memoria, consultado sobre las denuncias de abuso sexual que aparecieron en la opinión pública, Karadima dijo que se enteró por la prensa. “Lo que yo leí en la prensa el año 2010, pero yo no recuerdo ni que leí. Yo declaré ante la sra. ministro y tampoco me acuerdo de lo que declaré con ella. También declaré con el sr. Armendáriz, pero tampoco me acuerdo de mi declaración”.

Karadima, además, negó tajantemente haber cometido abusos contra menores en la parroquia El Bosque. “No reconozco los abusos, con niños nunca, jamás y eso lo declaré con la Ministro. Respecto de los actores, sostengo mi inocencia. Con respecto a Hamilton fui su confesor, eso ya lo dije anteriormente y tuve un careo en la causa criminal con él, pero no me acuerdo. Nunca tuve relaciones sexuales con los actores”, dijo refiriéndose a las víctimas.

En ese contexto, el abogado Juan Pablo Hermosilla apuntó a que hubo un aspecto de la declaración de Karadima de suma relevancia para ellos como parte querellante, esto es que el cura aseguró que nunca nadie lo interrogó. “Confirma la tesis de que el Arzobispado no pescó las denuncias”.

En concreto Karadima aseguró que “nunca” recibió algún tipo de sanción o amonestación canónica antes de las denuncias de abuso sexual y que no recuerda si se le tomó declaración canónica al respecto.

En todo caso, el sacerdote, hoy recluido en un hogar de monjas, reconoció la autoridad del Arzobispado. “Dependía de que yo estaba en la Parroquia del Sagrado Corazón, por ello todo lo que yo hacía era por orden de él, él era nuestro jefe”.

Ante la pregunta del fiscal Muñoz sobre si conocía a políticos y empresarios que lo apoyaran al momento de aparecer las denuncias, Karadima aseguró que “eso lo declaré anteriormente, pero no me recuerdo de nada”.

Sobre su salida de la Parroquia de El Bosque, Karadima negó que tuviera relación con las denuncias por abuso sexual. “Eso fue porque yo ya había cumplido 75 años y además porque llevado 24 de párroco y el máximo son 12, lo que está en el derecho canónico. No fue un castigo, nunca me dijo el Arzobispo que fuera por otra cosa”.

El fiscal Muñoz además inquirió al sacerdote por la carta que le envió el Cardenal Errázuriz -revelada por The Clinic Online- explicándole cómo enfrentar a los feligreses de El Bosque, pero éste aseguró que no recuerda la misiva.

Vea acá la declaración completa