Ignacio Sánchez UC A1

El rector de la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC), Ignacio Sánchez, se sumó a las críticas sobre el acuerdo al que llegó el Mineduc y el CRUCh, y que dio luz verde a la aprobación de la partida presupuestaria de Educación, incluyendo la glosa de gratuidad. La máxima autoridad de la UC cuestionó que temas como este sean resueltos vía asignación de recursos sin mediar discusión de fondo.

En una carta al director a El Mercurio, la máxima autoridad de la PUC, señaló sobre el asunto que “una vez más queda de manifiesto lo inapropiado de decidir las políticas públicas relevantes a través de la glosa presupuestaria qye reduce la discusión de fondo solo a la mera repartición de recursos. Esto no colabora con una discusión de una política de educación superior de largo plazo, que sea de altura y profundidad en beneficio del país”.

“En la semana hemos asistido a nuevas incertidumbres e improvisaciones en la discusión de glosa presupuestaria de educación superior. En esta oportunidad el acuerdo de un grupo de parlamentarios en disminuir en 50% el AFI (Aporte Fiscal Indirecto), de manera brusca y sin discusión previa, desencadenó inquietud, desinformación y reiteradas conversaciones entre ministros, senadores y rectores para intentar lograr acuerdos que permitieran resguardar la calidad del sistema universitario”, escribió.

Sánchez defendió en la misiva los recursos AFI, que pretenden ser eliminados por completo en el largo plazo por parte del Mineduc. El rector aseguró que ninguna de las propuestas que se han levantado para perfeccionar la iniciativa han sido tomados en cuenta por las autoridades. “Desde hace años se ha buscado actualizar el instrumento e incorporar factpres que permitan una mejor definición de un estudiante destacado, que no sea definido por su rendimiento en la PSU. Los nuevos aspectos influyen las notas de educación media, el puntaje rankinf, factores de vulnerabilidad y presencia de estudiantes de regiones, entre otros”, señaló.

“El CRUCh ha realizado trabajos e informes de comisiones, presentando propuestas al Minedux para perfeccionar el instrumento. Nada de esto ha sido considerado y se ha optado por el camino de la discriminación arbitraria, mediante la glosa presupuestaria”, agregó.

Por otra parte, el académico aseguró que la medida es injusta para las universidades privadas. “Se ha firmado un acta de acuerdo con el compromiso del Gobierno de restituir estos recursos como aportes basales, los que serán entregados solo a las instituciones del CRUCh. Sin embargo, sin una discusión de fondo, se deja fuera alas universidades privadas que de manera legítima y competitiva tenían esos recursos, afectando el presupuesto” de las mismas”.

“Para Sánchez este “es un nuevo precedente que afecta la autonomía del sistema universitario, al intervenir los recursos que se entregan para realizar un proyecto educativo de calidad”, remató.