hasbún A1

“Nunca he injuriado ni calumniado al señor Avilés ni a su familia”.

Con estas palabras se defendió este viernes el diputado UDI Gustavo Hasbún a la decisión de la Corte de Apelaciones de desaforarlo, luego de que la familia del joven estudiante de la UC interpusiera una querella en su contra reclamando injurias y calumnias.

Cabe recordar que Rodrigo Avilés permanecio internado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), luego de que el pasado 21 de mayo recibiera de lleno el ataque de un carro lanzaaguas durante las pasadas manifestaciones del 21 de mayo en Valpo.

El hecho le significó a Rodrigo quedar con un traumatismo encéfalo craneano e internado en la Unidad de Cuidados Intensivos por largos dos meses.

En esa línea y leyendo un comunicado público, el parlamentario gremialista indicó que “mi crítica siempre ha apuntado a una conducta reiterada del gobierno y de los partidos de la Nueva Mayoría de criminalizar la acción policial”.

Sobre la determinación de la Corte de Apelaciones, Hasbún precisó que “esta sería una resolución de primera instancia”, por lo que van “quedando aún instancias procesales en las cuales ejerceré mi derecho a emitir juicios y críticas políticas en donde demostraré mi inocencia el ilícito imputado por los querellantes. Esto porque la Constitución política del Estado garantiza a través de la libertad de expresión, la posibilidad que todos podamos emitir juicios políticos y críticas políticas”.

Por otra parte el senador reiteró su férrea defensa a la labor de Carabineros, argumentando que los efectivos “en el cumplimiento de su deber sufren continuas agresiones de grupos violentistas constatando la total desprotección que viven los funcionarios policiales”.

Cabe decir que la acción presentada por la familia Avilés apuntó a que el diputado Hasbún atacó a la honra del joven Rodrigo con sus constantes declaraciones, como por ejemplo, cuando dijo que la Presidenta Michelle Bachelet “es capaz de ir a saludar al padre de una persona que en forma encapuchada, que había tenido incluso participación en saqueos en locales comerciales, en desórdenes y que fue víctima de un accidente, es capaz de ir a saludarlo”.

Agregó que “esto demuestra que el gobierno de Michelle Bachelet no sólo ha criminalizado la función policial, sino que claramente defiende más a los delincuentes, defiende más a los violentistas, que en este caso a los funcionarios policiales”.

“Hoy lamentablemente pareciera que los delincuentes, los terroristas, los subversivos, tienen más derecho que las policías”, sostuvo en aquella vez.