sergio jadue

Una mascada no despreciable de 40 millones de dólares alcanzaron a pegarle a la torta de las coimas que se pagó por los derechos de la Copa América los dirigentes del fútbol sudamericano, esto antes de que se destapara el caso de los sobornos en la FIFA.

La cifra total que no lograron repartirse los mandamases del balompié regional alcanzaba los 110 millones de dólares, según los datos que agrupa Emol en una infografía estructurada a partir de la información revelada por la Fiscalía de Nueva York.

Los 110 palos de la divisa se comparan con los 352 millones que en verdad pagó la empresa Datisa por el contrato firmado por las ediciones del torneo correspondiente a los años 2015, 2016, 2019 y 2023.

La bolsa se dividía en 20 millones por el hecho de firmar el contrato, 20 por la Copa América que se jugó en Chile este año, 30 por la edición Centenario de 2016, y 20 por cada una de las versiones 2019 y 2023.

En cada Copa, se pagarían 3 millones al titular de la Conmebol, 3 para el presidente del fútbol brasileño, la misma cifra para su par argentino, 1,5 millones para el resto de los jefes de las federaciones locales, y 500 mil dólares para un undécimo dirigente.

De los 11 dirigentes que había al momento de firmar dichos contratos, sólo dos de ellos no salieron del fútbol tras el escándalo conocido por la opinión pública el pasado 27 de mayo. Se trata de Juan Angel Napout, que dejó su cargo para asumir en la testera de la Conmebol, y del mandamás del fútbol ecuatoriano, Luis Chiriboga.

El resto, al momento enfrenta la siguiente situación:

Sergio Jadue, ANFP: se encuentra en EE.UU. para colaborar con el FBI por la investigación y salió de su cargo la semana pasada.

Eugenio Figueredo, Conmebol: Está detenido en Suiza e imputado por corrupción.

Julio Grondona, Argentina: Murió en 2014, antes de que estallara el caso.

José María Marín, Brasil: Detenido e imputado por corrupción y extraditado a EE.UU.

Carlos Chávez, Bolivia: También tesorero de la Conmebol, esta detenido en Santa Cruz.

Rafael Esquivel, Venezuela: Detenido en Suiza.

Sebastián Bauzá, Uruguay: Dejó el cargo en 2014.

Manuel Burga, Perú: Si bien no ha sido requerido por la justicia, fue inhabilitado para ser reelecto.

Luis Bedoya, Colombia: Cayó un poco antes que Jadue, el pasado 9 de noviembre. También estaría en EE.UU. colaborando con la justicia.