Así intervino Piñera para poner a Jadue en la ANFP, según Hermógenes Pérez de Arce

“El que puso a la cabeza de la asociación de fútbol a Sergio Jadue fue el entonces Presidente Piñera, en 2011. A fines de 2010 había elección en la ANFP y el presidente en ejercicio, Harold Mayne-Nichols, un dirigente serio y honesto, tenía los votos para ser reelegido. Pero era partidario de repartir los beneficios en forma más igualitaria entre los tres clubes grandes y los demás. Entonces intervino el presidente que era accionista y controlador de Colo Colo, con lo que impidió la reelección de Mayne-Nicholls”, dice el abogado.

hermógenes perez de arce el mercurio

“Y Piñera pasó piola” se llama la columna del abogado pinochetista Hermógenes Pérez de Arce en radio Bío-Bío, espacio en el que en esta oportunidad se refiere a lo que a  su juicio fue la intervención del entonces Jefe de Estado en las elecciones que sacaron a Harold Mayne-Nicholls.

“El que puso a la cabeza de la asociación de fútbol a Sergio Jadue fue el entonces Presidente Piñera, en 2011. A fines de 2010 había elección en la ANFP y el presidente en ejercicio, Harold Mayne-Nichols, un dirigente serio y honesto, tenía los votos para ser reelegido. Pero era partidario de repartir los beneficios en forma más igualitaria entre los tres clubes grandes y los demás. Entonces intervino el presidente que era accionista y controlador de Colo Colo, con lo que impidió la reelección de Mayne-Nicholls”, parte diciendo el exdirector de La Segunda.

Pérez de Arce recordó que Piñera siempre había sido hincha de la UC, pero que decidió meterse al club popular “por razones electorales”.

“Mayne-Nicholls creía tener la reelección asegura, pero en esa época me contó que el Presidente Piñera) había llamado tres veces al presidente de Everton, Antonio Bloise, para que encabezara una candidatura opuesta a la suya, pero Bloise se negó”, asegura Pérez de Arce.

Recuerda que habló de esto en ese entonces y que la vocera de la época, Ena von Baer, “seguramente bajo órdenes de Piñera, dijo que yo era un miserable y un canalla”.

Prosiguiendo con lo que sostiene fue la intervención de Piñera, dice que poco tiempo después de que Bloise se negara una persona cercana a Jorge Segovia le dijo que Piñera lo había llamado a Londres para convencerlo de postular.

Segovia había prometido apoyar a Mayne-Nicholls, asegura, pero terminó compitiendo y lo venció, “gracias a que el gobierno ofreció estadios a dos clubes cuyos votos dieron vuelta la elección”.

Tras el frustrado ascenso de Segovia por el vínculo de sus negocios personales con el fútbol vino la elección donde Jadue terminó electo, esto después de que Piñera y Colo Colo levantaran la candidatura.

Pero lo que Piñera no calculó, explica Pérez de Arce, fue que el hecho iba a implicar la salida de Marcelo Bielsa, situación que le pegó políticamente a través de una baja en las encuestas.  Dice que la masa se dio cuenta de que detrás de la maniobra y a la salida de Bielsa “estaban el presidente y su club”.

“Finalmente Piñera se vio obligado a vender su participación en Colo Colo”, acciones que fueron compradas por su consuegro Hernán Levy, apunta.

Hermógenes Pérez de Arce cierra su columna de opinión indicando que ahora que se conocen las consecuencias de la salida de Mayne-Nicholls y el arribo de Jadue “es oportuno recordar que el artífice fue Sebastián Piñera, todo el mundo parece haberlo olvidado”.

The Clinic Newsletter
Comentarios