Tribunal sustituye el arresto domiciliario nocturno por firma quincenal y arraigo nacional para Délano, Lavín y Wagner

En sus argumentos, el Octavo Juzgado de Garantía de Santiago desestimó la fundamentación del fiscal Pablo Norambuena, quien se opuso a las aspiraciones de los imputados por considerar que existe peligro de fuga y que la libertad de los empresarios representa un peligro para la seguridad de la sociedad.

Délano A1

El Octavo Juzgado de Garantía de Santiago aceptó hoy sustituir el arresto domiciliario nocturno que cumplían los dueños del grupo Penta, Carlos Eugenio Lavín y Carlos Alberto Délano, imputados en delitos tributarios y soborno, por firma quincenal y arraigo nacional.

Según fuentes judiciales, la medida fue fallada por el Octavo Juzgado de Garantía de Santiago, la que igualmente benefició al exsubsecretario de Minería, Pablo Wagner, que también es investigado por delitos tributarios, lavado de activos y cohecho.

El arraigo nacional, prohíbe a los imputados abandonar territorio chileno.

En sus argumentos, el tribunal desestimó la fundamentación del fiscal Pablo Norambuena, quien se opuso a las aspiraciones de los imputados por considerar que existe peligro de fuga y que la libertad de los empresarios representa un peligro para la seguridad de la sociedad.

Asimismo, Norambuena explicó que Délano, Lavín y Wagner arriesgan penas efectivas de cárcel en caso de ser declarados culpables, ya que, de acuerdo a la investigación fiscal, todos se habrían concertado previamente para actuar en grupo y cometer los ilícitos.

Las defensas, en tanto, basaron su requerimiento en el tiempo transcurrido desde la fecha de formalización, en marzo pasado, la reparación con celo del mal causado, ya que se devolvió el dinero defraudado; y el arraigo familiar y laboral que presentan los imputados.

Délano y Lavín, los dueños del grupo Penta, un banco de inversiones que maneja activos por más de 20.000 millones de dólares, cumplían arresto domiciliario desde el pasado 22 de abril, cuando abandonaron la cárcel tras 45 días de reclusión por los hechos antes mencionados.

Wagner, en tanto, había dejado la cárcel el pasado 28 de abril y también estaba bajo arresto domiciliario total desde hace 52 días.

El caso Penta arrancó con una denuncia por fraude tributario contra los controladores del grupo, por el que resultaron más diez procesados, todos ahora bajo arresto domiciliario u otras medidas cautelares.

El exgerente general de Penta, Hugo Bravo, fue quien desveló los delitos económicos y las financiaciones irregulares de campañas políticas en 2013, tras ser despedido de su cargo, por el que fueron imputados varios políticos de la ultraconservadora Unión Demócrata Independiente (UDI).

Pero la arista política del caso también salpicó a figuras de otros sectores políticos, como Andrés Velasco, ministro de Hacienda en el primer Gobierno de Michelle Bachelet (2006-2010) y a Alberto Undurraga, actual ministro de Obras Públicas.

Esto también ocurre mientras los fiscales Carlos Gajardo y Pablo Norambuena solicitan al 8°Juzgado de Garantía de Santiago que levante el secreto bancario de la senadora UDI Ena Von Baer, quien ha negado tener vínculos con aportes irregulares a su campaña o haber cometido delitos tributarios.

Comentarios