leydepesca-a1

El presidente de Sonapesca, Francisco Orrego, reaccionó luego de enterarse que la Cámara de Diputados decidió este martes declarar admisible la iniciativa que tiene como fin anular la comentada Ley de Pesca.

En conversación con La Tercera, Orrego manifestó que este proyecto “del Partido Comunista no sólo afecta al sector pesquero chileno en su conjunto, si no que también al país completo. Abre una alerta a otras señales económicas y productivas, que producto de iniciativas demagógicas y populistas sufran embates regulatorios como los que está detrás de esta moción”.

Añadió que “lamentablemente, esta moción viene a afectar el clima de inversión y de certeza jurídica que al país tanto le ha costado construir. El Partido Comunista ha preferido elegir el camino corto del chavismo venezolano en vez de seguir el camino correcto del Estado de Derecho y las reglas democráticas”.

Al ser consultado por las razones en que esta idea estaría afectando el Estado de Derecho, el director del gremio señaló que “desde el momento en que el ordenamiento jurídico chileno no reconoce ni contempla la figura de la anulación o nulidad de una ley, desde el momento que el Congreso se atribuye facultades que son propias de otros poderes del Estado, hace que ese acto sea insanablemente nulo, y por ende, contrario a la Constitución”.

En ese sentido acusó que “se ha recurrido mucho a ese argumento (situación de Orpis por caso Corpesca) para poder justificar una moción de la gravedad que tiene esta. Hay que recordar que durante la tramitación de esta ley en el 2012, la actual Ley de Pesca fue respaldada por 100 parlamentarios, diputados y senadores y sólo 30 votaron en contra. Aún aislando ese voto, no creo razonable que la aprobación tan contundente y mayoritaria por parte del Congreso hubiese sido distinta. Los alcances que puede tener una medida como esta, desproporcionada e imprudente, son incalculables”.

Orrego precisó que “esta moción no sólo afecta a la pesca industrial, si no que afectará seriamente a la pesca artesanal”. Por esta razón, dijo, es que “hago un llamado a los parlamentarios que aún creen en el Estado de Derecho, que aún confían en las instituciones de este país, para que terminen rechazando esta moción. Además hago un llamado a la tranquilidad de los miles de trabajadores, y todos los empresarios que están relacionados con la pesca industrial, que nosotros vamos a recurrir a todas las instancias, y vamos a golpear todas las puertas que sean necesarias para defender sus puestos de trabajo”.